LA LEYENDA DE LA MALA MONEDA

SAN MARTÍN DE MONTALBÁN - TOLEDO - CASTILLA LA MANCHALA LEYENDA DE LA MALA MONEDA

En los campos de la Encomienda de Montalbán, los caballeros de la Orden del Temple defendían estas tierras de las invasiones musulmanas. En una de aquellas posiciones, una granja cerca del río Cedena, los caballeros cristianos se vieron cercados por los musulmanes en la torre defensiva.

A pesar de la resistencia ofrecida y las calamidades acaecidas en el campamento sarraceno, los moros nodesistieron de tomar la fortaleza y viendo que no podrían hacerlo guerreando, decidieron secuestrar a dos caballeros para ofrecerles una recompensa en oro si les abrían un portillo de la Torre. El primero contestó de manera airada y lo ejecutaron. El otro aceptó y recibió una moneda de oro en prenda.

Al llegar la noche,el templario traidor abrió la puerta a los moros, quienes encontrando a los cristianos dormidos e indefensos, acabaron con sus vidas. El traidor, al intentar cobrar la recompensa, fue también decapitado. Tiempo después, cuando los cristianos llegaron al lugar pudieron comprobar cómo los cadáveres de los monjes-guerreros habían derretido el duro granito hundiéndose en la roca formando unas cavidades a modo de tumba y que tan sólo un cadáver había quedado en la superficie devorado por las alimañas, en una de cuyas manos apretaba una moneda.

Esta mala moneda dio nombre al lugar y al arroyo al que fue arrojada, Malamonedilla, y dicen que por las noches el ánima del templario busca la moneda para pagar al diablo el rescate de su alma.