la intervencion del magisterio

la intervencion del magisterio

de Cba Cab, el El miércoles, 18 de agosto de 2010 a las 22:56



En mayo de 1990, la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó un documento: Instrucción sobre la vocación eclesial del teólogo  En el n. 36 de ese documento se dice lo siguiente: “no se puede apelar a los derechos humanos para oponerse a las intervenciones del Magisterio”.

Así pues la Iglesia cuando habla de derechos fundamentales de las personas no se refiere a los derechos fundamentales tal y como están concebidos en el derecho internacional sino a los derechos de las personas tal y como los considera su Magisterio.

Pero veamos otras cosas:

http://www.es.catholic.net/sexualidadybioetica/371/839/articulo.php?id=23617

«En la época actual se consideraque el bien común consiste principalmente en la defensa de los derechos y deberes de la persona humana. De aquí que la misión principal de los hombres de gobierno deba tender a dos cosas: de un lado, reconocer, respetar, armonizar,tutelar y promover tales derechos; de otro, facilitar a cada ciudadano el cumplimiento de sus respectivos deberes. Tutelar el campo intangible de los derechos de la persona humana y hacerle llevadero el cumplimiento de sus deberes debe ser oficio esencial de todo ser público» (Pacem in Terris 60).

http://www.monografias.com/trabajos6/dehu/dehu2.shtml#magi

La Encíclica “Pacem in terris” de Juan XXIII es también llamada de “Los Derechos Humanos”.

Él señala que los derechos y obligaciones fundamentales de la persona humana son universales, inviolables e irrenunciables. Pertenecen al hombre por su naturaleza inteligente, libre y social.

Como vemos hay una serie de conceptos que si bien están definidos y desarrollados, no dejan de ser abstrusos y abstractos, digamos que podríamos plantear cualquier tema dentro de cualquier iglesia y adaptarlo a las necesidades, como dijo Campo Amor, nada es verdad y nada es mentira, todo depende del color del cristal con que se mira.

El Concilio Vaticano II es el primer concilio que trata materias estrictamente de índole social. Su Constitución “Gaudium et Spes” instruye sobre la situación actual de la humanidad, la persona humana, su dignidad, la comunidad política, el matrimonio, la familia, etc.

La “Encíclica Gaudium et Spes”, fue realizada por el Concilio Vaticano II.

En esta encíclica, con relación a los Derechos Humanos, no los nombra específicamente, pero si nos señala la dignidad de la persona humana, en relación con su dignidad.

Por otro lado el planteamiento de la Congregación para la doctrina de la Fe dice:

http://www.vidahumana.org/vidafam/iglesia/ensen_aborto_amenaza.html

La Iglesia frente a las amenazas contra la vida humana

Relación del Cardenal Joseph Ratzinger,Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe

I. Los fundamentos bíblicos

Para afrontar adecuadamente el problema de las amenazas contra la vida y para encontrar el modo más eficaz de defender la vida humana contra esas amenazas, debemos ante todo analizar los elementos esenciales, positivos y negativos, del actual debate antropológico. El dato esencial del que es preciso partir es y sigue siendo la visión bíblica del hombre, formulada de modo ejemplar en las narraciones de la creación. La Biblia define al ser humano - su esencia, que es anterior a toda historia y no se pierde nunca en la historia - con dos indicaciones:

1. El hombre ha sido creado a imagen y semejanza de Dios (Gn 1,26); él es “capax Del” y por tanto, está bajo la protección personal de Dios; es “sagrado”; “Quien vertiere sangre de hombre, por otro hombre será su sangre vertida, porque a Imagen de Dios hizo Él al hombre” (Gn 9,6).

2. Todos los hombres son un único hombre, porque provienen de un único padre, Adán y de una única madre, Eva, “la madre detodos los vivientes” (Gn 3,20). Esta unicidad del ser humano, que implicala igualdad, los mismos derechos fundamentales para todos, es repetida solemnemente en numerosas ocasiones tras el diluvio.

Pero si el planteamiento que se genera es un solo cuerpo, una sola mente, una sola alma, estamos en contradicción con el principio de este post.

Cuando los hijos de Adan y Eva, se casaron,(por decirlo de alguna manera) se casaron con los hijos de los hombres, el decir: la verdad os hará libres, es preguntarse ¿porque se cree en Dios?, el cristiano sabe que el conocimiento de la verdad, le da al hombre consciencia de si mismo, saber el lugar que ocupa en el Universo y eso, te da la libertad de asumir lo que tu eres, porque eso, es lo mejor.

Todos los hombres no son hijos deDios; Dios nos manda amarlos a todos.