LA MISMA HISTORIA CONTADA DIFERENTE Dr. Alberto R. Treiyer


/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:”";
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

LA MISMA HISTORIA CONTADA DIFERENTE

Dr. Alberto R. Treiyer

www.tagnet.org/distinctivemessages

Cierto día mis hijitos corrieron a la cama de la mamá para decirle que no les gustaba cómo les contaba el papi la historia bíblica vespertina porque la contaba diferente. Mucha gente reacciona hoy disgustada con el film La Pasión de Mel Gibson, porque cuenta la historia de la cruz también de una manera diferente. No somos iguales, de manera que nuestra reacción ante tal historia nunca será la misma.

Mientras que algunos judíos se oponen al film de Gibson porque temen que despierte un antisemitismo genocida, los musulmanes están permitiendo pasarlo por creer que condena a los judíos. Algunas autoridades seculares lo desmerecen por presumir que exalta la violencia sin entender el real trasfondo de la cruz. Hay cristianos que rasgan sus vestiduras por las cosas que Gibson agrega. La mayoría, sin embargo, se impresiona por el mensaje del film, y no faltan testimonios de conversiones notables como resultado de verlo.

Valor misionero

Muchas iglesias han aprovechado el film para repartir libritos en los cines sobre la biografía de Cristo. En los EE.UU. se ha publicado un librito titulado La Pasión que contiene los últimos 14 capítulos del Deseado de Todas las Gentes. Pronto el film estará disponible por doquiera en videos y DVDs, y podrá usárselo con propósitos misioneros personales y aún en conferencias públicas.

Films anteriores presentaban a Cristo como colérico en sus confrontaciones o demasiado alegre con la gente. A pesar de eso, algunos pastores han estado pasando tales films antes de mis conferencias, con el propósito de predisponer la gente a escuchar el mensaje. Suelo decir luego que ni los actores ni nosotros como cristianos, logramos representar siempre en forma adecuada su carácter. Si se pasa el film La Pasión por partes en conferencias públicas, la gente volverá al día siguiente para continuar viéndolo. Los predicadores más sensibles podrán quitarles las partes que menos les gustaron.

¿Qué quitarle?

A mí me cansó la cantidad de veces en que aparece María en el film. A mi esposa, en cambio, eso no le disgustó. Coincidimos en que hubiera sido mejor eliminar la parte en que seca la sangre de su hijo con una tela que le habría dado la esposa de Pilato. Tenemos que reconocer también que los evangelios cuentan que María siguió los pasos de su Hijo hasta la cruz, junto con otras mujeres fieles.

Algunos querrán sacar al diablo de la escena. Pero es un hecho que el diablo estuvo incluso en el Getsemaní, rodeándolo con los demonios para desanimarlo (DTG, 687,693). Antes que Gibson preparase su film, Southern Adventist University lo representaba de una manera parecida en cada conmemoración cristiana de la Pascua. En otras partes del film, el diablo se mueve observando cada momento de la escena. Yo le quitaría la representación de los demonios mediante niños o enanos que atormentan a Judas. Tampoco me gustó la representación final del diablo como un monstruo furioso.

La saña furiosa manifestada en el film contra el Hijo de Dios disgusta a algunos. Pero, ¿acaso las autoridades romanas y judías fueron buena gente con él? Me gustó la dignidad del Hijo de Dios ante el maltratro que recibió. Tal vez se podrían quitar algunas escenas de castigo adicionales cuando lleva la cruz, que no están en los evangelios. Aún así, en acuerdo con el film de Gibson, el DTG describe a los romanos debiendo defender a Cristo de la multitud que quiere lincharlo en el camino hacia el Calvario. También describe a algunos soldados compartiendo la burla y maltrato de la gente para con él.

Mensajes teológicos fundamentales

El amor de Dios para con los enemigos resalta en La Pasión, condenando implícitamente todo genocidio “cristiano”. La paciencia y abnegación que debemos estar dispuestos a tener cuando se nos calumnia y persigue; la serenidad, dignidad y dominio propio ante la provocación, el insulto y el atropello humano más despiadados; todo esto y mucho más resaltan en el film de Gibson.

El pisotón de Jesús sobre la serpiente en el Getsemaní, aunque tampoco es literalmente bíblico, destaca el triunfo de Cristo sobre Satanás (Apoc 12:9). Gibson muestra también que el reino de Cristo no es de este mundo, algo que contraría las ambiciones políticas de la Iglesia a la que pertenece. También se propone confrontarnos con el sufrimiento del Hijo de Dios a través de la mirada de Judas, Pedro, María y la mujer pecadora (a la que identifica con María Magdalena como el DTG).

Lo que le falta

No podemos pedirle a Gibson que incluya toda la teología que quisiéramos ver en su film. Juan escribió el último evangelio porque sintió que había hechos importantes que no estaban en los otros. Pero debió concluir que “en el mundo no cabrían los libros” si se pretendiera escribir su historia completa (Juan 21:25). Además, se requirieron las epístolas y el Apocalipsis para explicar la historia de la cruz, y proyectarla hacia el fin del mundo. Lo que le faltó al evangelio de Gibson contémoslo nosotros, y que otros complementen también nuestro testimonio con su propia experiencia, ya que nunca agotaremos esa historia. “La cruz de Cristo será la ciencia y el canto de los redimidos durante toda la eternidad” (CS, 709).