CAB… TRATADO ENTRE EL TEMPLE Y EL HOSPITAL Y CONTESTACIÓN DE ALEJANDRO III (Aclarando cuestiones)

En el nombre del Padre,del Hijo y del Espíritu Santo.

Nos Odon de S. Amando,humilde Maestre de la milicia del Temple,y Nos Roger des Molins,Maestre de la casa del Hospital,hacemos saber a todos,presentes y venideros,que para obtener la voluntad de Dios y a las órdenes de nuestro señor el papa Alejandro,a quien solamente debemos obedecer después de Dios,Nos hemos terminado,de consentimiento de nuestros capítulos,voluntariamente y de una manera irrevocable,todos los debates originados entre las dos órdenes,tanto de la otra parte de mar como de esta,con motivo de nuestras tierras,cantidades y cualesquiera posesiones,con estas cláusulas y condiciones.

Nos queremos y estatuimos que en virtud de este acuerdo,que es una renovación de la unión freternal entre nosotros,y como término de nuestras querellas,cada una de las dos órdenes goce de aquí en adelante pacíficamente de todo cuanto se halle en actual posesión,tanto es esta como en la otra parte del mar.

Que si acontece algún nuevo motivo de disputa entre nuestros hermanos,o entre Nos y sucesores nuestros,Nos ordenamos que,conforme a la intención del Soberano Pontífice,sea terminado el asunto por caballeros escogidos de una y otra parte,a saber,que los Preceptores de provincias o casas lo deliberen entre ellos,y lo resolverán absolutamente,llamando por árbitros cada cual de su lado a aquellos de su Orden que se crea sean los más expertos y mejor dispuestos a contribuir al restablecimiento de la paz,y dar a cada uno lo que sea de derecho.

Que si estos árbitros no pudieran convenirse entre sí,se remitirá el asunto a amigos comunes,al juicio de los cuales será necesario atenerse,y todas las veces que la pluralidad de los votos,tanto de los caballeros como de los amigos comunes,se habrá pronunciado,el asunto quedará terminado y juzgado,y la paz restablecida.

Si no fuera posible obtener un juicio definitivo por semejante medio,el asunto será remitido por escrito a nuestro Tribunal,y hasta que Nos lo hayamos terminado,los súbditos de las dos órdenes vivirán en paz y buena inteligencia,y si alguno de entre ellos dan el menor motivo perturbando esta unión,sepan y entiendan que es contra la intención de sus jefes,contra los estatutos de sus capítulos,y que no pueden satisfacer a esta falta,sino presentándose ante <Nos y a nuestro consejo.

Firmado y sellado por los dos Grandes Maestres y remitido al Papa.

CONFIRMACIÓN DEL PAPA

Alejandro Obispo,siervo de los siervos de Dios,a nuestros amados hijos el Maestre y hermanos de la milicia del Temple,salud y bendición apostólica.Cuánto más vuestra casa y la de los Hospitalarios se hacen agradables a Dios y a los hombres,y necesarias a la Iglesia de Oriente,tanto más Nos debemos regocijarnos de la unión que existe entre ellas,y trabajar a fín  de que no se dividan de aquí en adelante. Por cuya razón Nos ratificamos y confirmamos el convenio que habéis concluido tocante a las disputas que mediaban entre vosotros desde mucho tiempo,y deseamos que sea para siempre.

…/…