CAB… la vida

El acontecimiento de la ascensión aparece marcado para Lucas por la afirmación de Jesús «me seréis testigos» (1.8). Bajo el signo de estas palabras va a desarrollarse la historia entera de la iglesia naciente.

La ascensión señala el comienzo de la actividad del Espíritu Santo en la iglesia, a la que convoca primero sobre el fundamento de la fe en Cristo, para guiarla en adelante hacia su plenitud gloriosa del nuevo pueblo de Dios.



Si me preguntan quien soy diría el propósito, si me preguntan que soy, diría un hombre; si por la Vida soy el propósito; por la Vida dejo de vivir como hombre. Pues si el propósito es la Vida, por el propósito entrego yo la mía para que el propósito de ser testigo del Espíritu Santo se cumpla en mi vida entregándola como él, bajo el signo de la iglesia naciente.

CAB Siroco