CAB…El Temple fué, és y será, una prelatura

de Cba Cab, el miércoles, 15 de diciembre de 2010 a las 19:20

Una de las cuestiones que plantean los que quieren abrazar lo que podríamos definir como Iglesia del Temple, Orden del Temple, doctrina templaría, Regla de San Bernardo de Claraval ect … es… ¿como se puede ser Templario?

Muchos saben que mi doctrina es Cátara, pero ésta, no es la doctrina que se conoce y se divulga sobre el catarismo, ésta difiere mucho de la que se conoce dentro de la sociedad del Languedoc y de Internet, o, de documentos seudo históricos. El Catarismo que me enseñaron y por el cual soy Cátaro, no se diferencia en un 99% de la Iglesia Católica, de hecho los que introdujeron el catarismo en el siglo XI antes que se utilizara de excusa para conceptos maniqueos, merovingios, gnósticos, marcionistas, ect… eran sacerdotes y formaban todos parte de la Iglesia Católica o preparados por la Iglesia Católica. Es decir: un movimiento parecido a la teología de la liberación o mejor el evangelio a los pobres, pero con unas cualidades y actitudes un tanto diferentes.

La cuestión es: dentro del Temple también había Caballeros Cataros Consolados, como así atestiguan los archivos de la Inquisición; hoy en día hay un movimiento que se define ¿Templario?, estos neo-templarios son de todo tipo de pensamientos: metafísicos, esotéricos, protestantes, luteranos, evangelistas, Masones y un largo ect…  doctrinas que rechazan la figura del Papa.

Dentro de este movimiento se respetan  unos arquetipos de estructura y cargos que falsos, demuestran un maniqueo sometimiento a la Regla; no tienen en cuenta lo más importante según la Regla y estatutos históricos desde la fundación de la Orden, ¡el mayor responsable del Temple es el Papa!. Esta verdad, es un condicionamiento sin ecuanon, No se puede sustituir ni inventar una doctrina basada en la Regla de una prelatura militar custodia de la Fe, se falta a  su verdad y proposito primordial. Una estructura jerarquizada en la figura del Papa y al servicio de Dios.

Ahora bien, el Temple fue, es y será, una prelatura; es decir una iglesia que forma parte de la Católica pero que no depende de ninguna jerarquía eclesiástica que no sea el Papa, ni Cardenales, ni Obispos ect… estos no pueden dirigirse o imponer nada al Templario, solo el Papa; El Temple tiene la autonomía exacta como tienen el Opus Dei, o la Orden Cisterciense…, con sus propios ritos litúrgicos (Rito muzárabe u otros), iniciáticos, sus propios curas, ect…, y sobre la que nadie puede inventarse nada nuevo ni reformarla según los intereses que le defina su conveniencia. De hecho creo que la misión que el Temple tiene, lo que ninguna prelatura tiene, es la protección de la fe desde un punto de vista Monje Guerreo, al mismo tiempo cargo y ocupación que por muchos años ha ejercitado de una manera impresionante nuestro Papa, es decir el Papa Benedicto XVI actual Papa del Temple,  ejercicio que demuestra en su extensa bibliografía.

La función del Templario es la protección del Camino y la ayuda al peregrino como base fundamental en su ordenamiento militar, incluso intuyo que a ninguna prelatura le interesa el retorno del Temple por las consecuencias hacia lo que son los dogmas y recurso a las escrituras del cristianismo que representan, pero este ya existe. Una Iglesia que su única función es vivir dentro de la más estricta doctrina de la Fe y defender el cristianismo.