15 ESCALONES DE LA PREPARACÓN PARA EL CONSOLAMENTUM , una de tantas teorias


v\:* {behavior:url(#default#VML);}
o\:* {behavior:url(#default#VML);}
w\:* {behavior:url(#default#VML);}
.shape {behavior:url(#default#VML);}


st1\:*{behavior:url(#ieooui) }

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:”";
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”,”serif”;}

15 ESCALONES DE LA PREPARACÓN PARA EL CONSOLAMENTUM

[Cátaros:]

« El Consolamentum es nuestro consuelo. Es el inmenso regalo de Dios. Es la preexistencia secreta de Cristo en el Caliz interior del hombre. Es el unico sacramento digno de la Creacion.

La dualidad es divina desde la misma Creacion del hombre. La carne fue formada de arcilla y agua, pero ha creado no más que un «coloso de arcilla», una estatuilla, una estatua instintiva animal. Nuestro Padre Celestial se ha inspirado en la Creación del Espíritu de Dios, el Espíritu Santo.

El hombre – una doble existencia. Su espíritu fue creado por Nuestro Señor, y la carne física - por Su enemigo directo, el príncipe de este mundo. A este le fue dado el poder sobre la carne, mientras que el poder sobre la otra existencia del hombre, el espíritu santo y el alma inmortal - lo tiene Dios ».

Los cataros determinaron el fin de la encarnación del hombre en la tierra (la sagrada «encarnación») - la codicia del Espíritu Santo. Para que es necesaria la identificación, no con la carne, sino con el espíritu y no con el padre de la carne (el Alba, el Diablo), sino con el Padre de los cuerpos inmortales, con el Creador Nuestro Señor.

Nuestro Salvador llego a un mundo que le era ajeno, un mundo creado por otro. Entonces Dios derramo sobre el un mar de bendiciones y prometió hacer lo mismo con los fieles.

Mientras el hombre se encuentre en este gran engaño, pensando que fue Dios quien creo el mundo, el alma se mantendrá en las tinieblas del desconocimiento. La comunión con el Espíritu Santo le estará cerrada. Y si bien Dios actúa sobre el alma, lo hace con la Santa Sabiduría , en forma imperceptible e indistinta para el alma. El alma cegada no puede ver a Dios, identificarlo o personificarlo, el alma ciega pierde el sentido de la realidad de su propia misión (pues esta encerrada en un “campo de concentración» terrenal).

Para saber como es Dios y donde habita («¿Donde vives, Dios mió? - Venid conmigo y lo veréis»), es necesario tener valor para reconocer el error fatal de la encarnación en el mundo físico y para decir: «no existe Dios en este mundo». Es entonces cuando se abrirán las puertas del Reino y serán vertidos los tesoros innumerables del Espíritu Santo. Como del cuerno de la abundancia se vierten los dones y el Padre le devuelve la gracia divina a su Creación.

Los cataros, interpretaban la parábola sobre el hijo perdido. Es un hijo delincuente, que al encontrarse en presidio de pronto siente el amor infinito del Padre y bajo la acción de este amor infinito (sin importar los pecados y las debilidades del hijo) el hijo desviado se arrepiente ante el Padre y es cuando retorna a sus brazos paternales.

Nuestro Señor no deja este mundo. Le visita y da fuerza a la Creación y busca espiritualizarlo, vestirlo con las vestiduras del Espíritu Santo. El consolamentum en sus 15 peldaños de adoración - es un escalón que lleva hacia sacramentos muchos mas altos de la espiritualidad perfecta en la existencia humana y su divinización en el Lecho Nupcial.

El Padre Nuestro, además de que no abandona la pobre Creación, la que cayo en las tenazas del Diablo, le manifiesta su amor aun mas grande que el que brinda a sus Ángeles! Acaso Dios no había hecho mención en el pasaje bíblico sobre el buen pastor: este deja a 99 ovejas sanas y va hacia la enferma, la coloca sobre los hombros y la lleva al redil, en donde cuida de ella celosamente, hasta su completa recuperación

Nuestro Padre querido no deja este mundo. Al contrario, como nunca, anhela verter Su amor a la desdichada Creación. Manda al Espíritu Santo, que actúa misteriosa e internamente en los Cálices escogidos. Dios desea conquistar el alma con su gran amor, le perdona su error (el consentimiento de ser encarnado en el “campo” del Diablo) y además, la declara Su novia amada.

Dios ama con locura la Creación y mientras mas sufre ella, mas la ama. Nuestro Padre - es un loco de amor indecible. Su amor genera placer, éxtasis y la aleluya continua en los labios y en el rostro del elegido.

Conquistar el Espíritu Santo solamente es posible en las sendas de Nuestro Altísimo. Es que el Espíritu es el Novio Divino que busca algo mas grande que el perdón - busca dar nombre al alma de su amada (1 escalón), a su novia (2 escalón), y luego contraer matrimonio con ella (3 escalón). De aquí los tres escalones de las unciones de Catar:

El Amado (el hijo o la hija)
La novia
La casada (la esposa)

La teosis (la adoración) y la teogamia eran personificadas como dos acompañantes del Cáliz de Cristo. El dulce Corderito alimenta a sus Novias con el Cáliz de la Sangre para que nos diluyamos en El, para que luego celebremos matrimonio - la unión de dos en uno.

* * *

De Castr enseñaba: Adán siendo hombre fue crado con la estrella matutina y con el espíritu de Nuestro Señor, luego fue mezclado con uno y con Otro: Y ¿quien es su padre? mientras hacia una breve reflexión vi. Una paloma blanca (era una señal del Espíritu Santo) sobre el Padre. Y es entonces cuando profeso su primer credo: Padre mió - Dios Nuestro Señor.

Entonces la estrella matutina se sublevo y comenzó a poner sus condiciones considerándose padre y madre del hombre, de la sangre, de la mente, etc… Es a partir de aquí que empezó la gran batalla por el hombre. Se trataba de a quien reconocer como padre de Adán: estaba entre Dios o el Diablo, y entre Demiurgo y la estrella matutina uno de los jefes de los ejércitos de los Ángeles caídos sometidos a l Diablo.

Esta batalla continua hasta el DIA de hoy y continuara hasta el final de los tiempos (cataros). La identificación con Nuestro Señor, como lo hiciera Adán (el pecado original tiene sus orígenes con la supuesta paternidad del Diablo), le devuelve al Seno del Autentico Dios. La identificación con la carne materializa y corrompe el alma hasta su destrucción completa.

* * *

El alma busca el consuelo en su prójimo, en los placeres de este mundo. Y desconoce el consuelo verdadero y eterno que nos brinda el Espíritu Santo. El alma podía aceptar la consoladora noticia de la llegada de Cristo a este mundo (el Israel terrenal que anhelaba la llegada de su Mesías para que este sea un líder social). Este alma pobre no sospechaba que beatitudes puede recibir del autentico Padre, el Amigo, el Novio. Esta enferma , esta encerrada .

Pero nuestro Padre querido e infinito no abandona a sus niños en el desconsuelo.

Cuando el hijo o la hija por equivocación o error resultan encarcelados, el padre y la madre demuestran un cuidado especial por ellos: les visitan, se interesan por ellos, les alimentan con sus mejores manjares, les envían cartas valiosas, llenas de amor y consuelo…

Axial es el Espíritu Santo en acción. El consuelo que el te concede es infinito. El paso del alma a otro mundo es un modo especial de alcanzar la felicidad consoladora de Cristo y del Espíritu Santo.

Yo Solamente he hecho una pobre comparación, de como la iglesia catara nos instruía acerca del anhelo hacia el Espíritu Santo, viendo en los fieles su único instrumento y preparando a los auténticos siervos de Cristo para entregar la promesa de los promesas.

La parte sacramental (el contenido del misterio) era realmente sencilla, ya que el Espíritu Santo actúa fuera de las palabras, a través de Cálices dignos (según la comprensión catara). Pero antes le había precedido una larga preparación. Además, pudo haber perdido el don del consuelo en caso de su caída en grave pecado. Se veía obligado a recorrer de nuevo el largo camino de preparación y de aportación de los promesas.

Eran 15 los promesas (al menos los descubiertos por los cataros; probablemente sean muchos mas). Enumerare y comentare brevemente los 15 pequeños promesas precedentes al sacramento del Consolamentum.

1. El rechazo al Diablo

Se exige desde un comienzo negarse al Diablo, al gran mentiroso que se esconde y esquiva, que no desea decir quien es, que finge ser “el amado”, “el dios”, “el protector”, “el salvador”, “el padre”, “el cuidador”, «la fuente de las bondades», etc. Las intrigas de la serpiente mas astuta son interminables. El Diablo, constantemente finge, especula, se representa como dios, mientras que a Dios lo presenta como Diablo. Su tarea consiste en sellar definitivamente las puertas que llevan a Nuestro Señor, dominar a la creación de Dios, diabolizandola y condenándola a muerte.

Parecería que es algo natural que el hombre, al haber nacido en el espacio tridimensional del mundo material, venerara a su creador y señor para recibir de el algún bien. Pero, !el destino del hombre no es sencillo! Habiendo llegado a este mundo de la oscuridad, el sigue siendo hijo de la luz y el heredero de Nuestro Señor. Además, su tarea incluye encender el candil, al cual la oscuridad no puede apagarlo.

La renuncia al Diablo supuso haber superado una larga instrucción y metanoia de la mente, la reorganización de toda la existencia del hombre - para bien de la revelación del Nuestro Señor. Es posible otra realidad, otro Dios. Es necesario ver al Diablo en su falsedad y descubrir sus intrigas y es necesario también ver al Espíritu Santo y el don de Melchizedek, el sacerdote del rango de la ultima verdad en el mundo (en virtud de la combinación con Nuestro Señor).

El primer y pequeño promesa abarca un periodo bastante largo de preparación hacia el Consolamentum, ya este que abre las puertas dulces de Nuestro Señor.

2. La promesa de renuncia a los placeres materiales

El segundo promesa es de renuncia ante todo lo material y viene a ser una ampliación del primer promesa.

«Tened el valor de renunciar ante el creador de este mundo y de todos sus placeres, como es la maldad, que obstaculiza el conocimiento de Nuestro Señor y el acceso a la vida eterna. Llamad en ayuda a la Virgen Maria y al valioso Señor para que ellos les ayuden a liberarse interiormente, de los tentáculos diabólicos del mal».

El segundo promesa ya suponía una visión esotérica hacia la espiritualidad del hombre. Los Consagrados se instruyan los unos a los otros: en las estructuras, las partículas, las mezclas, las aspersiones, las pilas bautismales blancas, las casullas; se creía en la necesidad de un segundo nacimiento por parte de la Virgen Maria, de un segundo nacimiento totalmente nuevo. Es con esta quimera que el gran embustero engaña aun mas. Del nacimiento por la Virgen Maria y el Espíritu Santo solo queda la carne, la materia como fue al nacer Cristo, que espiritualmente esta iluminado y libre de todo pecado, pues es la carne de Cristo.

El segundo promesa se prestaba como eterno. El alma ha de tener conciencia de que hasta los últimos instantes de su vida el Diablo, bajo cualquier pretexto, lo tentara con promesas de paz. Y bastara con solo verlo para caer en su seducción y es cuando los ideales alucinants, como es en la perspectiva del Dios del amor se pierde en el alma, al igual que los mosquitos, empieza a volar sobre el pantano.

3. La promesa de renuncia a las instituciones del Rex Mundi

Este promesa supone la renuncia ante este mundo y ante el Diablo y ello es posible siempre en cuando no caigas en las telarañas endemoniadas del Diablo, estos instintos deben su origen a la mentalidad racional de Satanás. El Rex Mundi proteje con barreras sus ciencias interminables, sus instituciones, sus religiones, axial consolida su fuerza, ayuda a sus adeptos y enseña a odiar a los anunciadores de Nuestro Señor.

4. La promesa de renuncia a la carne

Hay que librarse del simple conocimiento de Dios a través de las sensaciones de la paz carnal y material. Es necesario romper mas y mas con el instinto de dependencia carnal, por lo cual, el espíritu no puede liberarse y levantar vuelo hacia los cielos.

Los cataros descubrieron los misterios de la carne y dieron las claves para su metanoia, para apaciguarlos.

5. La promesa de renuncia a las promesas carnales

Despues de la renuncia a la carne seguia el quinto promesa - el exorcismo de todo que puede dar la carne. La depuracion de la vista, la mente, el oido, de toda la existencia interna. Al dar el quinto promesa seguian abluciones repetidas en las fuentes santas cataras, llenas del Espíritu santo y de la gloria solar de nuestro Nuestro Señor.

Huelga hacer mención en forma especial de las aguas santas (las fuentes cataras). Estas aguas son de procedencia celestial, de origen inexistencial, estan enriquecidas por la ultima gota del Cáliz del Grial y por los restos sagrados de los padres y madres cataros caídos por su fe.

Toda la existencia del hombre estaba sometida a la transformacion y era apartarse del Diablo, que no es cosa facil, axial lo ensenaron los cataros. Satanás se preparo durante mucho tiempo para la Creación de un hombre encerrado en sus deseos. La Creación de la carne suponía no menos de 15 procesos consecutivos, y a su vez, eran necesarios 15 escalones para la ruptura con la carne y alcanzar el Espíritu Santo. Por eso mismo, dentro el quinto promesa se diferenciaban 15 escalones.

Los cataros mantenian una paciencia infinita, ellos comprendian que para algunos era bastante facil, mientras que para otros era muy dificil. Ayudaban a sus discipulos a liberarse con paciencia de las identificaciones carnales, de las furias, de los fantasmas y les ayudaban a ascender al Reino puro del Espíritu Santo.

6. La promesa de la Sabiduría

Según la doctrina catara, prestar la promesa de Sabiduría no suponía un sencillo orden de la Creación.

El hombre es una existencia compleja, que forma parte de procesos sumamente complejos. En el chocaron los intereses de Dios y del Diablo. Ambos: Nuestro Senor y su enemigo miran con esperanza al hombre

Aparte de Nuestro Senor y su enemigo, es decir el falso creador de la estrella matutina, existe la Sabiduría. Ella es la Novia de nuestro Nuestro Senor. La confianza en Ella nos brinda ventajas inauditas y revela los últimos misterios. En el mundo no hay misterio alguno que la Madre Sabiduria no haya revelado. Los hombres píos la decantaban siempre, pues ella es la Esposa y la Heredera de Nuestro Senor.

No se pueden guardar esperanzas en el hombre hoy, le estan selladas las entradas y salidas, pero la Madre Sabiduria hace grandes milagros.

Despues de identificarse con Nuestro Senor, como su Padre, el hombre debera reconocer a la Madre Sabiduria , como su progenitora, y a la Virgen Maria como su encarnacion milagrosa.

«Valorad Igualmente a Cristo como Hijo querido de nuestro Padre y como el Rey de los ungidos y a Maria como la Madre Sabiduria personificada de Nuestro Señor».

La ingenua «Madre de Dios, que se aparecio ante los niños y que esta glorificada en las representaciones iconicas y estatuas», era vista por los padres cataros como si ellos fueran unos ninos. Maria es la Madre Sabiduria severa de Nuestro Senor. Maria es el misterio de su preexistencia en el mundo. Su idioma es siempre sencillo, irracional. Ella interviene subitamente, ayuda alli, donde lo considera necesario y persuade, con el Espiritu Santo, acerca de los significados de lo que ocurre. Sin Ella es imposible salir de la madriguera terrenal, de la cueva, hermeticamente cerrada con una piedra.

«Es fuerte nuestro enemigo, el senor del mundo. Pero, la Madre Sabiduria pisotea la cabeza del dragon. La serpiente le tiene miedo. ¡Saluden a la Sabiduria , hermanos, para que nuestra Santa Senora les envie el Espiritu Santo en consuelo y les persuada sobre los caminos misteriosos de nuestro Padre! La sabiduria les vestira con sus vestiduras y les revelara el significado de lo que ocurre, les dara el consuelo al dolor. Les mostrara, cuan grande es el amor de nuestro Padre y les conseguira audiencia directa con El a su debido tiempo».

Los cataros tenian unas fiestas especiales dedicadas a la Sabiduria, acompanadas de bailes, cantos, deliciosos banquetes y conversaciones espirituales intuitivas.

7. La promesa de la virginidad

Es imposible librarse del Diablo sin la aportación de la promesa de la virginidad. Sin ello no hay segundo nacimiento.

En el proceso mismo de la continuación de la carne, el Diablo puso su grano de arena venenoso, su inicio vicioso y maldito - la sexualidad, la degeneración, el instinto animal. En los planes de la Madre Sabiduría hay otra continuación del hombre - el inicio puro, que es incomparablemente más fructífero. El padre espiritual tiene entre cien y mil hijos. Mientras que el padre carnal – tiene dos. Y, entre ellos no existe ni amor, ni paz, y mas aun, ellos no quieren seguir a su propio padre.

«Concederle a nuestra Señora celestial la promesa eterno de la virginidad. Es imposible entrar de otra manera en el amor del Nuestro Señor. La virginidad devuelve a la Creación su aspecto verdadero.

El hombre fue creado en los mundos celestiales de nuestro Padre como el Adan eternamente virgen en las vestiduras hermosas de la Divinidad. La virginidad fluye de nuestro Nuestro Señor y de su divino granizo. Solamente las vírgenes y los vírgenes pueden ingresar en el santuario del amor supremo. Los otros pueden juzgarla solamente a través de la transformación, desfiguración, espejos deformantes, etc. Odiando al mundo y su interminable concupiscencia, amen a la virginidad con sus virtudes innumerables y sus ventajas ».

8. La promesa del amor a Dios

La virginidad de la mente, de la voluntad y de toda la existencia suponia la aprobacion y la consagracion del hombre. Nuestro Señor lo ve con su espejo y comienza a difundirle los rayos solares. El hombre se enriquece por la gloria del Nuestro Señor.

El octavo promesa del Dios del amor supone la retención en el interior de la promesa al semblante verdadero de Nuestro Señor en oposición a las «objetivaciones» de los laicos y las desfiguraciones. El Cristo del amor, la iglesia del amor, el camino del amor. El amor es eterno y fiel.

«El Espíritu Santo se vierte en el amor y no en las lenguas de fuego, palabras, predicciones, etc. Así son solamente sus consecuencias. Incesantemente iluminense con la revelación del Padre del amor mas tierno e interminable (lo que sirve de tentación para aquellos que no han aportado el 7 promesa de la eterna virginidad). Poco a poco toda su existencia será consagrada y en el corazón se encenderá el candil que nunca se apagara ».

No es fácil estar en medio de la maldad, la violencia, la calumnia y la injusticia general confesarse al Padre (Cristo, la iglesia, Maria) del amor purísimo. Cada escalón supone una hazaña, un esfuerzo, la lucidez con el Espíritu Santo.

9. La promesa de Grial

A manera de ayuda en la meditación sobre Dieu d’Amour (el Dios del amor) era realizado la promesa misterioso del Cáliz del Nuestro Señor.

Es imposible mantenerse en la revelación del amor sin la visión del Cáliz. El Grial es la otra existencia. El Salvador concluyo su servicio de fuego, derramando Sangre de mirra en el Cáliz. El Cáliz se queda con los discípulos.

¡El Cáliz esta entre nosotros! El Grial guarda vuestro sueño como el guardián celestial. Mientras que dormías, hijo mío, - el padre neófito anciano instruía, - el Grial esta de pie en la esquina superior de vuestra celda, y sus ojos atentamente cuidaban vuestra tranquilidad.

El Grial cambiara la existencia interior y se multiplicara como el Cáliz-corazón. El astuto hace todo lo posible para impedir la visión del Dios del amor. Vencedlo con la contemplación del Gólgota del Grial, con el esparcimiento del amor infinito del Hijo Divino, de su Sangre. Así se esparcía su amor.

En la practica espiritual de los cataros, la contemplación del derrame de la Sangre de Cristo en el Grial, era una condición dichosa del regreso al Seno del Padre del amor.

- Ay, hijos míos, de nuevo habéis olvidado al Dios del amor! Mirad: la temperatura de tu corazón ha descendido, - el padre anciano llegaba hasta el discípulo. - Tu estas casi como un muerto. En tus ojos se puso la oscuridad. Recuerda a Cristo, que vierte sangre como un Corderito en el Griаl. ?Recuerda la paciencia y la grandeza de su amor! Olvídate de todo lo demás, hijo mío. Deja que el sacramento del Grial llene toda tu existencia.

Insistiendo en ello, los maestros conseguían en un corto plazo la rememoración necesaria constante sobre el Dios del amor, a pesar de las intervenciones y las insurrecciones del astuto.

«Has dado la promesa de la virginidad y has percibido el amor de nuestro Padre. Ahora, con la contemplación del Grial refuérzate en los promesas dados. Ama, hijo mío, el Grial es como el mismo Cristo. No dejes caer de las manos el Cáliz del Señor. Apriétalo a tu corazón. Mira a su superficie. Siente sus aromas deliciosos. Bebe infinitamente de el».

Los cataros, han proclamado el culto al Grial. El Cáliz del Nuestro Señor les brindaba la paz de la otra existencia.

10. La promesa de la valentía

Fortalecido con la contemplación del Cáliz, el discípulo de los cataros da la promesa de la valentía. El debe hacer una hazaña y es cuando en el se enciende la luz del amor.

El Grial invoca a responder al Grial. La sangre se convertirá en mirra, si es dada al Cristo del amor como señal de servicio hacia El, si es llevada la victima sagrada al altar del Padre del amor. Este ceremonia nos brinda un mínimo de salvación, es igual a cargar la cruz del Señor.

Cristo les decía a sus discípulos novatos: «Tomad la cruz y seguidme». Pero, ya no nos lo dice así hoy a nosotros, a los avanzados en la Sabiduría. Tomar su cruz e ir tras el Señor - es solamente el escalón inicial. Mas adelante - « compartid mi cruz».

Es imposible acostarse en lecho Nupcial con el Amado y llegar a la cima de la Santa teogamia (Matrimonio divino) sin compartir la Cruz de nuestro Señor. La cruz compartida de Cristo es el lecho Nupcial de la gracia.

«Preparaos para la hazaña. Para que se multiplique el amor en vuestros corazones. El amor destruye el miedo, los pensamientos, la aflicción y la preocupación del mundo. No tengáis miedo de nada».

Este fue uno de los promesas mas hermosos, que no era destinado para los novatos. Melchizedek (el perfecto e intachable) tocaba el corazón con el bastón de Cristo, el bastón de fuego, obsequiado por el Señor del santuario del Cáliz, después de esto el discípulo daba la promesa del bautizo de fuego o de la intrepidez absoluta.

«Os van a perseguir, odiar, darles muerte por Mi - no tengáis miedo de nada. No tengáis miedo de perder la carne - tened miedo de apagar el espíritu. La carne se transformara, mientras que el espíritu apagado no renacerá».

Al dar la promesa de la valentía (10), los cataros se hacían señores verdaderos de si mismos y del mundo. Este promesa era necesario, por que el Diablo, conociendo el misterio de la carne, embarga al hombre con miedos y paranoias, colocando en el anzuelo fobias y neurosis. La promesa de la intrepidez ponía un escudo contra los ataques diabólicos y forjaba al verdadero caballero del Grial.

Al dar este promesa, el ungido del Grial obsequiaba al discípulo la espada de David, la lanza de Longin, la perla de Cristo y el beso del Cáliz.

11. La promesa de la cruz de la bondad

Promesa mínimo (antes del Consolamentum) – de la cruz de la bondad.

«Nuestro Dios querido conoce la única fuerza de la cruz como su arma, espada y lecho al mismo tiempo. Dalo tu también, amado nuestro, la promesa de la cruz. No es el perdón redentor de los pecados, sino la cruz de la bondad. ¡Oh!, es una gran cruz! Se limita solamente por el certificado de la bondad. Nunca recurras al idioma de la maldad y la violencia. Recuerda, hijo mío: la bondad es mas fuerte que el mal. No existe arma mas fuerte que el amor ».

12. La promesa del compartimiento de la cruz del Señor

Es para los ya Perfectos (ver mas arriba).

13. La promesa de la confesión ante el rostro del amor

La confesión ante el rostro del amor hasta el ultimo respiro mortal incluía también la paciencia ante la blasfemia (la promesa 15).

«El enemigo no te soltara, hijo mío. Recuérdalo. Mientras estés en carne humana, el tiene el poder de pisotear, tentar, torturar y atormentar. Pero demuestra con la intrepidez la fe y en nuestro caballero santo - nuestro reino del Grial.

Nunca pierdas el arrepentimiento ante el rostro del amor, hijo mío. ?Que es esto, preguntaras? El Señor, viendo nuestros errores, ama mas y mas, deseando tocar con la pequeña lanza- caduceo el amor de tu corazón. No caigas en la seducción del orgullo. Cree en ti mismo hasta el ultimo momento. Se obediente. No confíes en la voz interna. Ama la confesión, no de manera violenta y forzada (ante el rostro del miedo), sino libremente, en amor.

El arrepentimiento se convertirá en vuestra segunda naturaleza, pues ella es la pila bautismal incesante de la depuración interior del hombre. Contemplad el Cáliz y te ayudara a arrepentirse como corresponde a los hijos de Dios en este mundo. La confesión verdadera profunda con la aportación de los frutos, como pidió el Señor a los judíos, devuelve la caridad infinita de nuestro Nuestro Señor y como a El le conviene ».

14. La promesa de la novia

«Satanás anhela hacer del alma su prometida. El generosamente le brinda los placeres de su naturaleza pecadora. Pero, ella se compromete ante el Novio verdadero, ante Cristo para contraer matrimonio con el Dulcísimo Señor».

El objetivo final de la encarnación no es la “redención”, ni «escapar de las redes del Diablo», tampoco «liberarse del campo de concentración de la tierra», sino de contraer matrimonio con el Nuestro Señor. El alma según su asignación es ser la virgen, la novia, la esposa.

«Eternamente virgen, es la Madre de Dios, siendo Virgen, Novia y Madre de Cristo en sus días terrenales, se revela en las profecías de San Juan de la palabra Divina como la Esposa circundada con el Sol. Revestíos también vosotros en la carne de fuego del amor para que la virgen sea anunciada novia, y la novia ingresara al lecho nupcial divino de fuego. Adora a la Esposa circundad con el Sol y sube a la carroza de fuego detrás de nuestros padres…

La hoguera de Montsegur no ha tocado con sus llamas a ninguno de nosotros, pero en las vestiduras de los seráficos nos ha llevado a la carroza de la Gloria del Nuestro Señor, después de ello, puso en el trono a la Esposa circundada con el Sol. En los últimos tiempos nosotros seremos ojayotas de fuego, los angeles de la Esposa del Sol».

15. La promesa de la perseverancia, de la tolerancia ante la blasfemia

«Nunca perdáis las esperanzas, hijos míos. Sea cuanto sea la tentación del enemigo, recordad el jubilo final de Nuestro Señor. Aguantad mas y mas. No olvidéis: antes de ti, los padres realizaron su encomendada hazaña. Ellos se han negado con valor ante el Diablo y reconocieron sobre la tierra y el poder de Nuestro Señor.

No es necesario nada mas. Sea como sea la manera como te tiente el enemigo, en que mazmorras te coloque, a que castigos pesados te someta, no pierdas la fe en el amor de nuestro Nuestro Señor. Cree en el objetivo final de la union con El por los lazos nupciales divinos y en la recompensa final prometida por nuestro Salvador - el amor que supera y es mas grande que el amor que antes tenia el alma».

* * *

Después de dadas las 15 promesas (a veces ellos se daban al instante, por ejemplo. cuando se trataba de los moribundos) se terminaba el rito corto del Consolamentum con la imposición de la mano del padre anciano-Perfecto (del sacerdote de Melchizedek). Con la paloma blanca descendía el Espíritu Santo, sobre aquel que realizaba el sacramento, y lo cubría con su vestimenta. El alma se llenaba de una paz indecible. El semblante del comulgado (del Espíritu Santo, y el Espíritu Santo se percibía como participio continuo del Cáliz del Grial) se irradiaba. El alma mas cubierta del Espíritu Santo exclamaba: «?Como es hermoso Dios y que Perfecto es su mundo! ?Os agradezco, padres hermosos, hermanos y hermanas! ?Os agradezco, madrecita, Os agradezco!..» Y las lagrimas de la gratitud no se secaban jamas despues del Consolamentum.

El Consolamentum daba la milagrosa clarividencia de la mente. La mente se hacia la mente de Nuestro Señor. Toda la existencia se transformaba…

Asi era, solamente el comienzo.

Los cataros anhelaban ya desde muy pequenos, desde muy temprana edad (a los 9, 12, 15 anos, - los maestros no ponian restriccion) hacer la promesa del Consolamentum. Este revela los mas grandes misterios. Ademas, la aportacion dla promesa - es solamente el comienzo de los consuelos milagrosos. El Espiritu Santo dara mas y mas en la oracion nocturna, en la misa proxima. Toda la existencia se encuentra bajo la irradiacion incesante del Espiritu Santo que consuela. El alma se consuela haga lo que haga, asi sea pesado, facil o dichoso. Ella es incesante en su ascenso hacia el Caliz del Espiritu que consuela.

La juramentacion, a su vez, prometia los dones infinitos del Espiritu Santo. El enemigo del genero humano ha revelado muchos de sus misterios, el principe de este mundo tambien esparcio muchas perlas imaginarias. Que alegria se siente, cuando el tesoro del terreno espiritual es revelado por el Rey nuestro, el Espiritu Santo. El es incomparablemente mas rico y mas generoso que el Diablo y su maldito cofrecillo. Sobre aquellos dones del Espiritu Santo, que se hacian dignos los ungidos cataros con el Consolamentum, hablaremos en otra oportunidad…

* * *

La palabra querida de los cataros: “de los cielos”. Es necesario vivir de los cielos, alimentarse de los cielos, ver desde los cielos, nacer desde los cielos.

«El Mundo este no es mas que una ficcion. No tiene medida estable. El Diablo aprende a alimentarse de lo inferior, de las fuentes del infierno. Mientras que nosotros, como verdaderos hijos de Dios - nos alimentamos de las fuentes del Nuestro Senor, de los cielos.

Alimentaos de los cielos - y el Espiritu Santo entrara en vosotros. No hay necesidad de las escrituras y las leyendas. Alimentaos de los cielos – el Grial os dara de comer. No existira la necesidad de la comida material. Alimentaos de arriba - y el Espiritu Santo se revelara como el amigo, y no habra necesidad de los projimos».

La beata cerradura y la otra existencia segun los cataros – es la alimentacion desde los cielos, del Espiritu Santo. La existencia misteriosa de Cristo en los castillos cataros, de la otra inexistencia, empapadas por los vertimientos del Caliz.

P.S.

El Consolamentum - es el unico sacramento verdadero de la accion de nuestro Nuestro Senor, lo decian ellos. Nuestro Senor actua a traves de sus mensajeros del Espiritu Santo, con Cristo en el sacramento del Consolamentum, que determina y consagra la vida posterior del hombre.

No hay necesidad de nada mas. Al ingresar en los cielos, el Espiritu Santo realiza el trabajo de la transformacion, que supone ya el bautismo, el matrimonio, la imposicion de manos, la extrema uncion, la uncion…

Esto es imposible de otro modo que no sea a traves del Espiritu Santo, que abarca toda la existencia del hombre y que supone la preparacion larga hacia el, la aceptacion misma del sacramento y los frutos deliciosos posteriores…El Espiritu Santo transforma toda la naturaleza del hombre. Dios comienza a actuar y a abarcar, incluso lo carnal, los inicios, cambiando hasta la Eucaristia. Ella puede realizarse en el Espiritu Santo misticamente, saboreando las fuentes del Caliz del Espiritu Santo.

* * *

Los padres cataros traian consigo la bella palabra del Espiritu Santo, no en palabras, sino en experiencia: prestando su servicio de caridad, a traves del caracter docil y de su testimonio benificante. En otras palabras, ellos traian las fragancias divinas del Espiritu Santo, transformando su apariencia, su semblante, su mirada, su habla, su aura…

Los cataros, prestaban tanta caridad a los enfermos y moribundos que literalmente aquellos dejaban este mundo con un doble Consolamentum, eran tan felices y tan puros. Por eso, intentaban vivir y morir en Montsegur. Los cataros consideraban que los enfermos tienen una necesidad especial y que son especialmente sensibles a la energia del Dios del amor. Pero, predicarles es necesario no tanto con palabras, sino con el servicio.

Todos los milagros en Montsegur fueron ocasionados por el amor virgen.

* * *

Sobre las ventajas infinitas no terrenales de Nuestro Señor (El Elion)

El fundamento cataro de la sabiduria, si hacemos un resumen de lo hablado, es uno: es la division precisa entre el Dios Creador de los mundos eternos y del Adan espiritual y el mundo fisico.

La escuela catara insistia en la necesidad (1) del Dios puro (sin mezcla con las impurezas mundanas), (2) su vision pura y (3) el hombre, cuya castidad depende de como ve a su Creador, ya que el Creador y la Creacion es uno (por la imagen y la semejanza modelado). El Espiritu Santo - el Espiritu puro del Padre, que desciende a la Creacion que se ha liberado de los velicomenes del principe de este mundo.

El Senor es puro (no mezclado con la estructura del Diablo). El hijo debe ver tal al Padre para evitar el pecado del Descarado: la vision de la desnudez del padre, de donde es inevitable el dilema de su justificacion o de su condenacion («la distincion del bien y del mal»). La imagen mezclada de Dios (con las particulas de los que no son de este mundo) – tambien esta mezclado el hombre, quien esta definitivamente confundido. Nuestro Senor esta “confundido” con la colera mundana y el sortilegio (la imagen del «Jehova malo», etc.) - tambien el hombre esta confundido, enfurecido.

La salvacion consiste solamente en: ver a Dios puro y purisimo entre los puros, bueno y mas bondadoso entre los buenos, sin ninguna maldad. No hay otra salvacion para el hombre. El hombre cambiara solamente despues de que se convierta (1) al Dios verdadero, (2) a la fe verdadera y (3) a la iglesia verdadera, a la virgen pura y mas bondadosa entre los buenos, por la imagen de la Virgen Santisima. Como Cristo por la imagen del Padre, la virgen-iglesia por la imagen de la Virgen de la Sabiduria.

* * *

La sabiduria catara tranquilizaba a los cristianos guerreros-agresivos. «El Padre nuestro - Padre de la paz. En todas las religiones verdaderas mundiales estudian sobre lo mismo. Solamente es verdadera aquella fe, en la que Dios es puro. No hay pecado mas grande para El, que la blasfemia en el Espiritu Santo - La imagen de nuestro Padre es profanada por la imagen del principe de este mundo».

Puede ser que los cataros fueron quienes por primera vez dividieron la religion (el rito institucional) y la espiritualidad (la escalera del perfeccionamiento), diciendo: «la Religion - el instituto Rex Mundi, del principe de este mundo. La espiritualidad - el oasis de nuestro Nuestro Senor, el oasis de la paz».

* * *

El astuto ha cerrado a la humanidad las puertas celestiales. Lo ha echado como a un rebano a la reservacion y ha cerrado las entradas y las salidas.

«No hay nadie, excepto Nuestro Senor. Abrid los ojos a la verdad, y se abriran Sus puertas. ¿Hay una Iglesia verdadera! Ella nunca desaparecera de la faz de la tierra y «cruzara las puertas diabolicas» ( Mt . 16:18). Sean dignos de las efusiones del Espiritu Santo, de las puertas de Nuestro Senor - y el que consuela les colocara a ustedes en el camino y la verdad, como lo enseno nuestro querido Dios. Haceos puros completamente. Dios puro, hombre puro, iglesia pura, Creacion pura. Aire puro, comida pura, oracion pura. La existencia limpia, purificado».

«La beatitud se limpia incesantemente» - repetian en sus oraciones bondadosas los cataros. Y alcanzaban un grado de purificacion tan excelente que lo ocultaban, incluso de los consagrados, para que no haya tentacion.

Nunca vino al mundo un ungido tan hermoso como Cristo. No hubo sobre la tierra una iglesia mas perfecta, que Su amada Creacion catara.

El Fuego del Amor

Según el libro del beato Yohann
“La Iglesia del Amor (Els cátars sants i els heretges romans)”

El hombre está llamado para entrar en el fuego del amor. Un nuevo mandamiento fué dado por Jesucristo: el del fuego del amor.

¿El hombre se descubre en el amor! ¿No hay nada que no sea amor! El amor nos brinda la vida, el diálogo, la alegría, la paz. El amor siempre tiene razón y es siempre virgen. No puede ser juzgado ni atraído por las promesas del diablo.

El ambiente de amor atraia a las personas. “No hay ni habia tal amor en la tierra. ¿Dónde nos encontramos? ¿Acaso entre los olímpicos?”

El amor de los perfectos

“Viven en el amor y lo creen su secreto maná, su fuente de alimentación. Sus miradas estan llenas de amor y ofician en el amor. Se aferran a él en las pruebas duras diciendo: es de cuna celeste. Es nuestro candil interior, nuestro Consolamentum. El único consuelo para los pobres terrestres. El camino de retorno del malvado principado terrestre a travée las puertas del amor no mundano”.

“Nuestro amor es el signo de la victoria sobre el Dios ajeno” ( asi los cátaros llamaban al principe del mundo).

La fuerza del amor de los Cataros

No había antes un amor semejante en la tierra. El lenguaje del amor se declaraba universal. La medida del amor era la única. El amor era el único punto de partida.

Hasta la sublevación, la expulsión del Rex Mundi se realizaba por fuerza del amor. La curación, la eliminación de los pecados por un profeta, un obispo, un cátaro Perfecto era únicamente por fuerza del amor.

El “Perfecto” significaba perfecto en el amor. “Puro” – que vivía en amor virgen.

La tarea de los Cátaros era aprender la lengua del amor como la única y superior al lenguaje diabólico del mal y de la violación. Pero el alma debía por su propia voluntad llegar a entender la predominancia del amor sobre lo demas. Tenia que alzar un sólido altar del amor, ayudada por el cetro del amor de nuestro Supremo que era la cruz cátara.

La oración tiene que realizarse sólo por fuerza del amor. La ascensión, la gracia de Dios y los signos del Espíritu Santo – todo está en el misterio del amor.

Los Cátaros no se podían permitir nada además del amor. Veían sus posibilidades ilimitadas. El amor es eterno, perenne, circulante (de boca en boca, de corazón a corazón). Sabe alcanzar las alturas celestiales y dominar las cumbres invencibles.

El potencial interminable

El amor para los Cátaros era música del Reino. Les ofrecía perspectivas infinitas. Hablaban de su enorme potencial.

La senda mas recóndita y menos investigada es la del amor. Esta llena de fieras salvajes y enemigos esperando a su presa. Pero a la hora de abrir sus puertas triunfales el alma esta en la gloria: ¡Aleluya!

No hay nada mas fuerte que el amor. La ultima razón del Creador y su obra consiste en el amor: el Padre queriendo a su hijo, y el hijo queriendo a su Padre.

El tema preferido del Salvador era contar sobre su Padre. Los Cátaros se enternecían al conocer lo grande que era el amor del Padre. “Padre, - preguntaban al Salvador. – ¿El Padre nos quiere igual que a Ti?” “Si. No hace diferencia entre vosotros y Yo para lo cual bendice la Eucaristia del Sagrado Grial, llamandolos sus nuevos y eternos alumnos, Cristos menores. A su hora os llamaré ascender a Mi trono. Mi Reino son millones de Jesucristos menores. En Mi Reino no hay ninguno quien no sea Cristo menor, quien no lleve el signo de Mi espiritu”.

Jesucristo - el amor personificado

Jesucristo para los cátaros fue amor personificado. Si, los queria locamente. Pero tenía algo más que el amor a los discípulos.– un amor personificado, inaudito, imposible, superior a si mismo.

¿Como les enseñaba? Entraba en ellos (eucarísticamente o de otras maneras) – y se cambiaban.

Les explicaba que todo era en vano sin amor. Y, además del amor, los ascendía a las esferas secretas del hombre así como estaba ante los ojos de Dios así como estaba ante los ojos del hombre puro. Los quería por la pureza de sus miradas. Los llamaba cátaros (puros) porque sabían ver a Dios asi como era, sin encubrimientos, sin lentes y entendian como los veia EL.

Montsegur se ahogaba en la luz de su amor y los discípulos se envolvían con su espíritu. Fué un milagro: los Cátaros no se reconocían uno a otro. En cada uno vivía Cristo. Mientras que el Salvador continuaba: “Llenaos de Mi amor. Es mi don a la humanidad. Aspirad mi amor. Amad con mi amor”.

El Salvador ensenaba en Montsegur sobre el poder del amor. Los conducía a Su trono por la oración a través de las puertas del amor. Y se quedaban admirados, con las manos levantadas, al ver el poder que tenía el Salvador sobre sus almas. Aprendían a transformar el mundo dentro en si mismos, en la oración. Y su oración conquistaba millones de almas…

LOS CÁTAROS SANTOS

Un nuevo mandamiento fue dado por Jesús: el del fuego del amor.

Cristo: “Yo actuaba sólo con el amor. Con él vencía y curaba. Y todo el pueblo Me siguió. Conoced y aprended la fuerza del amor(1). Es única (2). Es (3) mayor que la fuerza de la violencia y del mal (la lengua del diablo – la hipnosis y el miedo), (4) vence al inicio del mal, (5) verdaderamente convierte. Rogaba: ¡dad el voto de renuncia a cualquier otra fuerza que no sea la del amor! La Sabiduría Suprema lo arreglará todo. Adorad la Sabiduría Suprema.”
En Montsegur el Salvador fundó una escuela de amor. La fuerza del amor tiene que ser respetada como la superior a cualquier otra práctica espiritual: arrepentimiento, transfiguración, la hazaña interior.

* * *

2. “¿Quienes son estos ben-elogímos , los curas ilusionados, para juzgar? Su entrecomillada experiencia espiritual es una loca obsesión. ¿Están poseídos por un orgullo inhumano, que se creen únicos poseedores de la verdad?
Son los judíos cristianos. En ellos ha entrado el mismo Rex mundi, que poseía a los antiguos fariseos de Jerusalén.
El diablo ha enajenado al mundo de tal manera que ha enviado a los cristianos, los mismos demonios, que a los antiguos judíos, para que ellos sigan,” – lamentaba Cristo a los cátaros. “Ellos forman uno con el diablo y han dejado a Satanás que juzge al mundo, condenando a las criaturas a la perdición”.

* * *

3. Los cátaros predicaban: Cristo perdonará a todos los pecadores (hasta a los que no le piden gracia). Y también perdonará a quienes no Le entienden (1), a quienes le ajustan las cuentas (2), a quienes Le reprueban (3) e incluso Le odian, Le maldicen (4). No perdonará a quienes Le juzgan y juzgan en Su nombre.
“El trono Divino” al cual ellos se refieren es el trono del diablo. “Preparaos (decía Cristo a los cátaros) para dar un golpe con la espada de dos filos, bien afilada del amor” – para lo cual se precisaba subir junto a Él al Segundo Gólgota.
El Cristo cátaro en Montsegur estuvo preparando a los discípulos para el bautismo de fuego por un período de más de un cuarto de siglo, haciéndolos entrar en la Zarza Ardiente. ¡Ah, deseamos… podemos, - rogaban ellos, - queremos ir contigo!”. “El primer Gólgota, - explicó; - era del crucifijo. Su sentido era “el Grial durante tres horas”, el Evangelio del Salvador-en-la-Derramada-Sangre. El segundo es el de los cátaros, el de fuego…y llevará a la transfiguración, al Tálamo Matrimonial”.

* * *

4. Cristo actuaba con el cetro del Grial y Él mismo cortaba lo indigno. Sus discípulos son capaces de vencer al mundo – los que forman uno con Él.
El Salvador sumergía, paso a paso, a los hermanos perfectos en el fuego de Su amor. ¡Ah, cómo se alejaron del mundo! ¡Cuánto les costaba recordar sus vidas anteriores y sus nombres antiguos! Aquí latía en el ambiente del Reino de Cristo. Día tras día y hora tras hora el Salvador iba revelando los tesoros infinitos del amor, poniendo a la Virgen Purísima como un ejemplo perfecto.
La Señora de la Sabiduría Suprema y de la Teogamía Sagrada, la Reina del amor purísimo – Dios llamaba a la Virgen y a menudo la enviaba en Su nombre. Cristo: “Haceos hermosos como la Virgen María”. María a las discípulas: “Haceos perfectas como nuestro Señor”. La Sabiduría del Grial a veces se demostraba independientemente de la Virgen, y a veces formando un todo con Ella. La Madre de Dios igual que el Salvador se presentaba y se multiplicaba en miles de rostros diferentes. Sobre su infinidad, hasta los caballeros de Montsegur componían leyendas.

* * *

5. Los patrones habituales, los estereotipos eran lo que hacía mucho daño al Salvador. El diablo iba corriendo tras El y picoteaba rapazmente sus huellas. Cristo se revelaba en miles de personalidades. Incluso a veces se quedaba sin ser reconocido, pero sólo por los ajenos de espíritu, mientras que sus verdaderos discípulos en seguida decían: “!Eres tú, mi Señor! Te he reconocido. En cualquier imagen que Te representes siempre Te reconoceré y Te seguiré”.
El Salvador les recordaba lo evangélico (del periodo terrenal): “ Mis ovejas nunca se equivocan en reconocer la voz de su pastor ente otras miles, y la siguen”.

* * *

6. El tema del Tálamo Matrimonial calentaba los corazones, fue predilecto. El objetivo final del camino del amor fue subir al Tálamo Matrimonial con el Señor.
Los judíos ni siquiera sospechaban que existían semejantes dimensiones. La esfera “ten piedad de nosotros” se envolvía con la extenuación diaria de la adoración a un dios Incógnito cuya cara fue cubierta por el lienzo. Él ve al hombre – pero ellos no le ven. No hay ningún diálogo con Él.
Es distinto lo del Dios del amor: Cristo desea entablar un diálogo más dulce y más confidencial, conquistar el alma con el amor inmenso, y la Sabiduría insuperable, extinguir una vela en el alma y conducir hasta las alturas del lazo matrimonial con Dios.

* * *

7. Cristo en Montsegur:
“!Ah, Montsegur, novia Mía! El segundo Gólgota cátaro descubrirá para la humanidad al Dios del amor”. Pero en primer lugar será condenada la Romana Fornicadora con sus cuatro viles compañeras: pedofilía, sodomía, simonía y sinfonía. Es necesario determinar y desenmascarar el espirito fariseo.
Como que los fariseos detestan los santos vivos, igualmente los santos deben desenmascarar a los fariseos y contrarrestarlos. Decidles: “¡Cristo nunca ha estado entre vosotros!”

* * *

8.Los preparaba para dar el voto del amor. El amor es la razón de vivir. Para esto hay que tener el espíritu verdadero y purificarse. Nadie ajeno puede llegar hasta Montsegur y acercarse al Grial sin que El lo llame. Pero él que entra en el Santuario de los misterios es bienaventurado. El Salvador le abrirá 144×12 castillos del supremo amor, el potencial de la máxima divinidad en el interior del discípulo. Y conocerán al Dios del amor, y recorrerán por el camino del amor, y se glorificarán en los Cielos y en la tierra con ellos la Iglesia del amor.
Está predestinada para vencer. Pero antes han de cumplirse los plazos y términos.

* * *

9. Los cátaros se lamentaban ante Cristo de la lucha insoportable: les echaban fuera, les pegaban, les maldecían, les amenazaban – ¿cuánto tendrían que aguantar? ¡Era insoportable! Pasaban los años, se acababan las fuerzas… Se debilitaban. El Salvador insistía en los tres mandamientos: (1) venced únicamente con paciencia y amor, (2) desenmascarad a los fariseos como a los hijos del diablo, (3) dad testimonio valientemente con la palabra y la obra al Cristo del amor.
“No se exige nada más de vosotros. El amor está reinando, recordadlo. El mal se va perdiendo con el amor”.
El que echa a Dios personificado por Sus santos, atrae la ira del Señor.
Se hará el juicio sobre la Iglesia. El Señor hará con los hipócritas religiosos lo mismo que ellos han hecho sin arrepentimiento con Él durante 1500 años, entregando Sus ungidos al fuego y a las feroces torturas.
El Salvador les entregará a las mismas torturas con las cuales han torturado a los inocentes (delincuentes y errantes para su punto de vista). Para los demás – la cura es sólo con amor y paciencia.

10. El primer Gólgota – ¡oh, había sido sólo un prototipo del Segundo! En el de Jerusalén el Salvador ardía con el fuego del amor. Deseaba multiplicarse en los discípulos. Deseaba repetir el Gólgota de Jerusalén y superarlo. Deseaba someter al fuego de Su amor a millones de almas que no había hecho en Jerusalén. Y lo consiguió en Montsegur (la continuación directa del Gólgota de Jerusalén). Ninguno de Sus 190 discípulos se quemó, ni sentía dolor, ni emitió un gemido.
El hombre es invocado para entrar en el fuego de amor. Cristo en Montsegur dio un nuevo mandamiento: el del fuego del amor.

El Grial reflejado

11. En Montsegur fue descubierto un camino único del amor virgen. La lascivia no se combatía con la “mortificación”, ni con los esfuerzos ascéticos sino por encender la vela del corazón: por el amor de Cristo que se apoderaba indivisibilmente del discípulo.
El Salvador trazó en Montsegur el camino de amor de la siguiente manera:
(I) ver a Dios, santificados por el toque del Espíritu Santo,
(II) renunciar la naturaleza vetusta para pasar al noviciado en la Iglesia de los Santos,
(III) votar la virginidad, fraternidad, intrepidez, obediencia, pobreza, imitación a Cristo, ascendencia interminable, Consolamentum,
(IV) experimentar la batalla con el diablo,
(V) vencer, en sí mismo, a un hombre carnal, vetusto y a siete enemigos suyos,
(VI) utilizar únicamente el lenguaje del amor, el de la sabiduría y el del pasional (Un estado espiritual, cuando el devoto entra en el estado Cristo en sus días terrenales, durante el Crucifijo y la Resurrección).
(VII) siempre aspirar a más sin estar satisfecho con lo ya alcanzado y
(VIII) en su momento ser exhortado a la gran hazaña (para lo cual había que prepararse y esperar su hora).

* * *

12. Los cátaros despreciaban el mundo carnal como creado por el diablo. Se debía realizar dignamente su hazaña de amor. “!Ah, Reina del Amor Supremo! El Trono Tuyo es el corazón ardiente, Tu Altar es el interior exhalante de mirra. ¡Invádeme, ilumíname, asciéndeme!” – no dejaban de orar los cátaros.
“Abatíamos a los enemigos con la fuerza del amor sin recurrir al lenguaje de las armas. Atemorizábamos con el espíritu. No temíamos a nada. Sabíamos que el auge del camino del amor es una gran hazaña, y estábamos esperando nuestra hora. Llegará a su tiempo, ni antes ni después”.

13. No hay fuerza mayor que el amor. En el amor consiste la última verdad del Creador y Su obra: el Padre que ama al hijo, y el hijo que ama al Padre.
El tema preferido del Salvador fue narrar sobre el Padre. Los cátaros se enternecían viendo como es el Padre y como es Su amor. “Padre, - preguntaban al Salvador. – ¿El Padre nos quiere igual que a Tí?” “Sí. No hace diferencia entre vosotros y Yo para lo cual bendice la Eucaristía del Sagrado Grial y os denomina sus nuevos y eternos alumnos, Cristos menores. A su hora os llamará para ascender a Mi trono. Mi Reino son millones de Jesucristos menores. En Mi Reino no hay nadie quien no sea Cristo menor, quien no lleve el signo de Mi espíritu”.
En las relaciones de Padre e Hijo no había otra cosa que amor vehemente, y cuando los discípulos, rendidos por este amor celestial del Padre al Hijo, deseaban aceptarlo en ellos, el Salvador les mandaba al Espíritu Santo, revelando los secretos de la Santísima Trinidad del amor contra la Trinidad de los malvados, inquisidores y catecúmenos. Según los “rexmundistas” Dios odiaba al hombre mientras que el hombre (al fin) odiaba al Dios.

14. “¡Nuestro trabajo ya había empezado!” – decía Cristo. A los cátaros de Montsegur los llamaba colaboradores en el proceso de modulación de una nueva obra. Enseñaba que era tan doloroso como el parto espiritual, les llamaba a aguantar como parturientas místicas.
¡Ah, si los adamitas aprendieran a amar!
Cristo para los cátaros era misterioso amor personificado, y nada más. Sí, los amaba con vehemencia. Pero tenía algo más que el amor a los discípulos – el personificado indescriptible, imposible, superior a sí mismo, este Amor.

15. ¿Cómo les enseñaba? Entraba en ellos (por eucaristía y por miles de medios más) – y cambiaban. ¿La comunión con la Carne y la Sangre? ¡qué va! Existen docenas de tipos diferentes de la comunión mística con otro tipo de simbolismo que abarca a todo el universo de Sofía .
Explicaba que sin el amor cualquier cosa era vana. Y además de amor, los ascendía a las esferas misteriosas del ser humano – tal y como es ante los ojos de Dios, - y a las de Dios, tal y como Él es ante los ojos del hombre puro. Los amaba infinitamente por la pureza de su mirada. Los nombraba puros (catharos) porque veían a Dios imparcialmente, sin lentes ni velos, y entendían cómo Él los ve a ellos.
Montsegur literalmente se hundía en la luz de su amor y los discípulos se envolvían con su espíritu. Fue un milagro: los cátaros a veces no llegaban a reconocerse unos a otros. Dentro de cada uno vivía Cristo. Mientras tanto el Salvador continuaba: “Llenaos de Mi amor. Es mi don a la humanidad terrenal. Desarrollad el deseo de Mi amor. Amad con Mi amor”.

16. El mismo diablo subía a Montsegur. Y el Salvador les permitía la lucha interior, les permitía también los fracasos y los desfallecimientos – y luego los apoyaba y explicaba las causas.

17. El misterio del Grial es superior a la eucaristía - es de un corazón a otro, las fuentes ardientes que se multiplican. Esta es la sed 12 veces aumentada, en los cuerpos inmortales: (1) eucarísticos (el Grial recíproco), (2) fogosos (una perla fundida), (3) los del Aposento Nupcial (o teogámico – la sed de unirse con el Señor, el hueso blanco del Grial). “¡Oh, - cantaban los cátaros, - la mirra del amor!”.
La Mirra del Minné es del amor que no hay en la tierra. Tampoco lo hay en los Cielos. En los mundos sobrecelestiales reina con magnificencia. Se puede encontrar por todas partes: en los oleos, en las vides de uva, en los peces, en los otros mundos… Sin el amor – sólo hay fantasmas en el aire y sombras pasajeras, sólo huecos en el vacío y cometas de papel.

Adorad a la Reina del Amor Celestial,
Fieles súbditos de la Teocivilización III,
Derramando la última gota de mirra,
Profesándose de no ser de este mundo…

“Que a vosotros, Mis discípulos, os alimente el Grial infinitamente reflejado”.

Catalunya es el seno de los cátaros

18. Se siente inagotable y ligero, dichosísimo, elevando la mente al Montsegur del más allá.

19. Los cátaros:
“Agárrate a la cuna cátara, a la Catalunya extendida en el universo. De camino explica a la Catalunya francesa y española el secreto del nombre de la región: Cata-luña – “la cuna de los cátaros”. Los catalanes son mensajeros de los cátaros”.
Los castillos del Grial existían en la tierra catalana. El Grial no se acababa con Montsegur. El Cáliz, permaneciendo custodiado, se llevaba en secreto, y se difundía en otros castillos. Peyrepertuse, Lagrasse, Minerve, Montréal, Albí, Béziers, Carcassona, - son 42 pueblos menores cátaros, 42 castillos reales. Cada uno de ellos fue visitado por el Grial. Los mensajeros le anticipaban, y algunos llevaban el año entero con la sed de esta dulcísima Pascua. La fiesta de las fiestas no era para ellos la Resurrección de Cristo, sino Su aparición en el Grial.
En Carcassona en marzo de 1202 estaban esperando el Grial. La maravillosa comunión sirvió de preparación para aquel gran ágape de los ágapes – así llamaban el hecho de degustar del Cáliz y ¡lo hermoso que era! ¿Para qué servía degustarlo? El envolver la mente, la Sabiduría Suprema, la ampliación de la conciencia, la visión del hombre tal como es, el permanecer en el amor, los ideales verdaderos. Caían las redes de la ilusión, y el hombre se descubría en su inexplicable belleza primordial – ¡era indescriptible, interminable!…

* * *

20. El Grial reinaba no sólo entre los cátaros de Montsegur. Amaba y cuidaba a todos sus discípulos verdaderos, era del mismo grado el patrimonio de Carcassona y de Béziers. ¡Cuántos grandes ungidos había entre los cátaros (como p.e. Gilberto de Castro)! Los mejores varones de Catalunya, Llombardía y Lenguadoc abandonaron el mundo por el Grial. Las almas más nobles, aristócratas, cándidas veían que su deber era participar en el futuro destino de la humanidad.
No sólo el Cáliz se difundía, sino también se difundían “los Griales menores” – sus discípulos. Este hecho arrebataba a los montsegureños. El caballero Guillom de repente se presentaba en tres caras, una más preciosa que otra. Los montsegureños se hacían omnipresentes y junto con el Grial se movían por los aires.

* * *

21. Era imposible ni siquiera acercarse a la exhalación del albí, del minné, del ágape (eran nombres diferentes para las manifestaciones del amor supremo) sin el Grial. El Salvador enseñaba en Montsegur sobre el poder secreto del amor. Llevaba a Sus discípulos a las puertas del amor, conduciéndolos a los tronos celestiales por Su elevada oración. Estaban con las manos en alto y veían el poder que tenía el Salvador sobre las almas. Y aprendían a transformar desde su interior al mundo, con la oración, y su oración conquistaba millones de almas.
Montsegur junto con el Cristo del Grial guardaba el secreto de gobernar los mundos. Cuatro tronos brillantes se alzaban encima de él: (1) la carroza del amor, en la que tomaba asiento el Sebaot del amor, (2) el trono de la Sabiduría Suprema, María como 12×12=144 espejos de la Teogamía Sagrada, (3) el trono de la Iglesia (del reino, del concilio del amor) y (4) la Teocivilización solar.

La Iglesia Verdadera, santuario del gran Cáliz.

22. Las liturgias siempre eran vivas: miles de consuelos interminables suscitados por el Espíritu Santo, pequeños consolamentums.
El Espíritu Santo fue el segundo tema predilecto, después del reinante amor inocente. El Salvador revelaba a los discípulos el potencial del Espíritu Santo. El Paráclito puede verterse sólo a los receptáculos debidamente preparados. Sin duda, Él no abandona a Sus criaturas – desde los mamíferos hasta las medusas, desde los burros hasta los hombres. Sin embargo los adamitas son predestinados para transformarse en un nuevo género de cristianos, convertirse en los perfectos receptáculos para el Espíritu Santo.
En su idioma “Perfectos” significaba “envueltos en el Espíritu Santo”. No se puede decir que no tenían nada humano. Al revés, sólo había lo humano, utilizando este concepto para determinar la capacidad de percibir el océano de los flujos del Espíritu Santo.

23. El Salvador, al llegar, mostraba el potencial ilimitado que tiene el hombre, se afligía por la decadencia en la cual está el hombre adormecido. ¡Oh, a nuestro Padre le gustaría darnos de comer de las interminables fuentes celestiales, de los fértiles árboles del paraíso! Pero la desgraciada criatura se cierra en su torpeza, alimentándose con las cenizas como los reptiles que se arrastran por el suelo. ¡No debe el hombre alimentarse con el polvo terrenal, sino con el Espíritu Celestial!
El Espíritu da infinitas posibilidades de alimento. Lo enseñaba Cristo a los montsegureños. “Sois para mi prototipos de los habitantes del futuro siglo. Lo que hago ahora con vosotros, haré a su tiempo con la humanidad de la nueva tierra después de su transfiguración”.

Con la fuerza, la nube y la obra del Espíritu Santo los cátaros se transubstanciaban en Cristo. Este misterio de la transubstanciación podía durar no más que unos segundos u horas, y también tiempo infinito, pasando al más allá.

24. La salida al más allá fue un rasgo distintivo de todo lo que ocurría en Montsegur. Hasta el ágape, la conversación, la interlocución, (no se olvide de las oraciones y procesiones) llegaban al más allá. Las almas ascendían con facilidad al mundo celestial y regresaban, daban los votos del amor del sacrificio, dispuestos para sufrir por su establecimiento en la tierra, tanto cuanto lo pida su Rey.El hombre, - predicaban los cátaros tras de Cristo, - es la perla del amor, predestinada para fundirse en el fuego del amor superior, inacabable, y vencer con él a los siete enemigos eternos de los adamitas: la muerte, el pecado, la concupiscencia, los infiernos y las tinieblas de los alucinamientos diabólicos.Hoy los cátaros se transubstancian en sus discípulos, y la Iglesia verdadera se denomina el Santuario del gran Cáliz.

25. Se preparaban para las liturgias con temblor y éxtasis, con virginidad y elevación. Antes de la comunión carnal se cumplía la mística.
¡Ah, con cuántas dichosas envolturas espirituales obsequiaba el amor! El Salvador en el evangelio de San Juan sólo le exhortaba y le predicaba, daba los mandamientos apenas señalados en Su Sermón de la Montaña. En Montsegur demostraba su amor en acción. En cada liturgia se ahogaba extasiado, ascendía al Gólgota de Montsegur como al trono del fuego, diciendo: “¡Ha llegado el tiempo del Gólgota del fuego, del Cáliz del fuego, de los discípulos del fuego!
En Jerusalén – son de carne y piedra. En Montsegur – como una vela fundida de amor”.
Su amor en Montsegur aumentó millones de veces. Durante la comunión el Salvador se agotaba hasta el límite, se quedaba casi desmayado de muerte, el estado en que pasó tres días dentro el Sepulcro. El Salvador se filtraba en los discípulos, se disolvía en ellos, como si hubiera muerto. Pero al impregnarse en ellos, después de que se hacían cristos, resucitaba.
No entre “muerte y resurrección” sino entre “impregnación y transubstanciación” está el misterio del Gólgota. Esta grandísima comunión más grande (explicaban los cátaros) representaba la continuación del Evangelio del Salvador en-la-Sangre-Damarrada – la impregnación del amor supremo en Sus receptáculos. Tres días que permaneció el Salvador en el Sepulcro (entre la vida y la muerte) fueron el periodo de Su estado de la transubstanciación mística. Tres días estuvo Él en el Sepulcro de Jerusalén (cuvuclia), esperando hasta impregnarse en la humanidad. La resurrección es la impregnación del amor imposible, es la otra transubstanciación.
De un advenimiento a otro, de una aparición a otra el Salvador está lleno del deseo de multiplicar Su amor y preparar los receptáculos (los escogidos) para aceptarlo. En eso consiste Su misterioso objetivo, se consigue con la ayuda de la Sabiduría Divina y pasando por Su yuródiva manera e incomprensible (con fin de evitar las alucinaciones del diablo).

26. Según el pensamiento cátaro, el amor revelado por Cristo, en su inexplicable potencial era el camino más duro y más peligroso de todos. Le acompañaban 10 tronos más – del razonamiento misericordioso, de la velada nocturna, de la sobriedad, del sosiego universal, de la osadía, de la protección virginal, del arte de la lucha espiritual etc.

EL SANTO GRIAL EN UNA ORACION CONTEMPLATIVA NOCTURNA

El 31 de enero 2006, Costa Brava.

El Grial en la oración contemplativa nocturna

1. A la medianoche la vida en Montsegur se extinguía. Sonaba una m ú sica dulcísima, la música del Reino, la música del Grial.

¡Oh! ¿Cómo se puede descubrir con palabras? Era la música ultraexistencial, del Cáliz. Penetraba y resonaba interiormente dentro de todo el ser. No solamente resonaba sino sonorizaba las estructuras interiores. Se revelaba como la música de la Palabra Sagrada.

Veían el Grial como aturdidor en la oración contemplativa nocturna. La sentían durante horas, quedando pasmados en una veneración todo palpitante.

En Montsegur todos escuchaban gustosamente la música del Grial. Y por la mañana, media hora despu é s que empieza a sonar el campanilleo cuchicheaban a escondidas: “¿Mi hermana bella, has oído el cántico del Grial? ¡Qué “Magnificat” cantaban los ángeles de la Purísima!” - ¡No, no, esp é rate! Cantaban el antiguo “Adoramus” (el himno preferido de los Cátaros que lo hab í an aprendido de los pergaminos de los primeros cristianos).

Los textos se presentaban sobre la pantalla blanca del Grial

2. Aqu í nos enteramos de uno de los grandes secretos de los Cátaros. Los Cátaros guardaban los textos escritos por los primeros cristianos. No fueron solamente los sucesores del Cáliz de la comunidad de Jos é de Arimat e a sino los sucesores del cristianismo verdadero desde el primer siglo hasta el cuarto siglo. Los textos no eran transmitidos a los Cátaros por sucesi ó n sino que aparec í an sobre la pantalla blanca del Grial, por lo que los Cátaros solo tenían que memorizar y asimilar.

Aun serán encontrados pergaminos enteros con las apariciones de la Virgen María, los textos divinos de Sus revelaciones. Son decenas los profetas y son centenas los ungidos que nos ha concedido la iglesia cátara. ¡Cuanta luz suprema a través del Consolamentum han degustado los que hoy yacen intactos en las catacumbas y cuevas de Montsegur!

Sobre el castillo está el ángel de Montsegur. Las fuerzas celestiales obstruyeron la entrada al Grial. Cerraron con una piedra lo mismo que la memoria del pasado que sólo podrá ser leída desde lo elevado.

Las apariciones de la Virgen María

3. La Virgen María los amaba con locura. Es entre ellos que ella se sentía bien. Aquí La entendían en el aire. El amor del Señor a Ella y a Sus discípulos, el Amor a Él, el calido celo de la virginidad. La Reina de los Cielos no cesaba de enseñarles a los Montsegureños, llegaba a los padres santos y a las hermanas santas, a aquellos a quien amaba, muy en particular. La Madona cantaba con ellos canciones, se transfiguraba, los elevaba hasta el mundo superior, tomaba parte en sus celebraciones cotidianas. Les revelaba Sus nombres gloriosos, entre los cuales era “Yo soy la Inmaculada Concepción”.

Las apariciones de la Santísima Madre traían los coros beatísimos del Reino. La Reina prefería guardar silencio entre Sus queridas hermanas y seguidoras. Muy en particular Ella amaba a los hermanos y hermanas, admirablemente condescendiente y estricta con Sus discípulos, la auténtica Guía y Madre espiritual. Era, a Su manera, muy recóndita con las hermanas, en las cuales intentaba sembrar Su Inicio divino…

La Madre de Dios, delicada y casi desapercibidamente les formaba y les daba algo más superior a ellos mismos, lo que sumergía en lo más profundo y arcano de su seres y naturalezas.

La Reina literalmente reinaba entre Sus bienamados. Es aquí donde Ella se calmaba y alcanzaba el consuelo. Su autoridad era indiscutible, todos intentaban parecerse a Élla. De una manera milagrosa, de pronto, la voz de Élla se dejo oír entre las hermanas (era la voz del Señor que venía desde los hermanos). Los Novios celestiales se alternaban en Sus apariciones, Ellos se complementaban uno al otro sin acordar los temas de Sus conversaciones. “Nuestra Señora Santa, ¿Usted le a relatado al Señor lo que nos ha narrado a nosotros en las anteriores conversaciones?”, preguntaban los discípulos aturdidos. “No,” – la Madre de Dios sonreía, - “El Señor lo sabe todo”.

Les querían imitar no sólo en Su alteza, espiritualidad y perfección, Su divinidad. Buscaban imitar a Su diálogo de inexplicable altitud, a Su matrimonio misterioso. Y la Sabiduría Divina en la persona de la Purísima Virgen, les prometió dejarles alcanzar estas alturas sobrecelestiales.

“Al descender a la tierra, Nosotros seguiremos siendo habitantes de los Cielos,” - les explicaba la Reina Celestial, - “y mantenemos entre Nosotros el diálogo del amor. Nada terrenal lo obstaculiza, ya que nosotros estamos en otros cuerpos”. Y los discípulos, puros de corazón, le preguntaban a la Madre Santa: ¿si podrían también ellos, asimismo, comunicar entre ellos y con Ella a través del misterioso lenguaje de gestos silenciosos y intuición? Y la Reina les decía con la cabeza, que sí.

Es verdad que sobre Montsegur descendía la nube del Reino. Lo que ellos habían visto entre Cristo y la Virgen María, se verificaba en el sonido. La paz, la dulcísima paz. La calma y la Palabra infinita…

La Virgen desprendía las fragancias de la virginidad maravillosa

4. La Madre Santísima desprendía las fragancias de una virginidad tan maravillosa, que Sus discípulos literalmente se diluían en los rayos de Su amor. Muy a menudo Ella no decía ni una sola palabra. Pero todo lo que quería decir, se lo transmitía a ellos interiormente, de esta manera es como ella desarrollaba las intuiciones místicas, hablando en los cuerpos inmortales.

Esperaban Sus apariciones palpitando, de la misma manera que los judíos esperaban a su Mesías (¡que pero luego no alcanzaron a encontrar!). Se dieron casos cuando también la Purísima había prometido llegar, pero no aparecía. Entonces, los discípulos resignados comprendían: la Reina estaba ocupada o estaba sumergida en Su pasional.

La escuela de la oración.

5. Su tema favorito era la escuela de la oración. Transmitirlo solo se podía  personalmente. Elevar las pregarias junto con la Madre Santa suponía una inmensa alegría y acarreaba una responsabilidad especial. La Reina dispersaba la esfera de Su rezo por toda la humanidad. Los discípulos estaban sumamente asombrados de Su alcance. Pero luego, cuando todos ellos se iban a sus cuevas pequeñas continuando el rezo con las velas encendidas, la esfera de la oración mariana por el mundo se mantenía con ellos (pero, de verdad, no siempre y muchas veces no por mucho tiempo).

La pregaria por el mundo, la plegaria de la participación co-redentiva (es esto lo que enseñaba la Virgen , siendo ella misma Su ejemplo) estaba contigua con la lucha espiritual. Por su lado, el maligno exigía sus cuentas por las almas y atacaba como podía. Pero el poder de la Purísima sobre el dragón volador era incondicional, y los Cátaros al recordar el socorro de su Señora Celestial vencían en sus batallas espirituales. Ninguno de los discípulos verdaderos de Cristo y María no sabía de derrotas.

Cristo y Maria han elegido la iglesia de los Cátaros.

6. Cristo y Maria han elegido la iglesia de los Cátaros y le han transmitido lo que deseaban que poseyeran Sus discípulos y la humanidad.

El Santo Grial ha establecido el modo de venerarle como el Cristo viviente. Es muy difícil imaginarse mayor beatitud entre otras beatitudes infinitas de la montaña de Montsegur. No sólo fueron los Perfectísimos de los perfectos padres y guías cátaros, sino decenas y centenas de los habitantes de la montaña y miles a su alrededor, quedaban palpitantes y pasmados al escuchar la música silenciosa del Santo Cáliz. Al Grial atendía todo lo creado. El Grial emanaba una calma sobrecelestial. Requiem – ¡oh, Requiem del Grial, Requiem aeternum ! (1)

El Cáliz esparció paz sobre un sin número de mundos, y la adoración a el ocupaba casi la mitad del tiempo de los cátaros espirituales. La montaña de Montsegur junto con los otros castillos de los cátaros formaba el reino milagroso del Cáliz Sobredivino, y no se podia pensar de nada más. Nunca y en ninguna parte del mundo la gracia del pakibytié y las aromas del Reino no permanecían tan abundantemente y sin fin. No se trataba de ningun miedo (“te dejara por tus pecados”). Todo al contrario, ¡no querían que resistir hasta la fin! ¡Que aceptar bien, que no dar un tropezón, que no perder la conciencia, que no morir por la abundancia de gracia!

El Cuerno de la abundancia es una imagen ordinaria y habitual. Por dentro es alimentada por los compuestos del Santo Grial, el caliz intertior es lleno de la Sangre mirrica de Cristo que se dispersa por todos los confines, alcanzando a miles de vasos y vehículos. Entonces, desde el reino interior, infiltra a los mundos demás, y la persona celante se transfigura y transubstanciona. Y mañana de nuevo sigue su nutrimiento desde el Cáliz, su relleno.

La adoración era asimilada a la Eucaristía. Las horas de la adoración eran infinitas. Los cátaros sortían desde el tiempo y se quedaban a una calma dulcísima y silenciosa en la presencia de Cristo en el Cáliz del Santo Grial. Las adoraciones podían durar algunos minutos o a veces una hora, o un mes, un año, una eternidad…

7. Para los cátaros no había mayor felicidad que la hermosa adoración al Cáliz. El Cáliz, lo poneban por encima de Cristo, lo asimilaban a Cristo. A veces aparecían el Señor y la Madre de Dios sosteniendo en la mano sólo el Cáliz.

El Rex Mundi  es un gran amador de la letra y en los artículos de la ley. Para el, la liturgía ha de seguir “desde aquí hasta allí” y no puede ser de otra manera, no ha de haber desviaciones. “El miedo que se esparse por el principe de este mundo,” - enseñaban los Cátaros, - “se debe al eterno temor de este mistificador ante su inminente desenmascaro.  El Rex Mundi temía que la creación divina un día pueda acabar descubriendo su secreto: que su origen es ben-elogimico, luciferiano, y que no es él el Dios sino el diablo. Es por eso, encontrandose en constante inseguridad, duda y miedo, el principe de este mundo inspiraba su propio miedo transmitiendolo cono un lenguaje accessible para la muchadumbre.

Desde aquí proviene la idea de “los sufrimientos eternos” en el caso de la desviacion.

Este marasmo regnaba miles de años. Y sólo ante un gran miedo y bajo una fuerte sugestión, el hombre podía seguirle, corriendo el riesgo de transformarse en un idiota completo.

El principe del mundo temía terriblemente ser desenmascarado. Temía…. al amor, pues el amor vence al miedo, a su arma principal. Esta es la causa,  por la cual se rebeló en contra de los apóstoles del amor, los odiaba a muerte…  Temía (!) el Santo Grial (el universo del amor) y los Cátaros ( la Iglesia del amor).

El tema robado a los Cátaros, la transubstanciación.

8. Otro tema robado a los Cátaros es la cuestión de la transsubstanciación. Los puros eran los grandes maestros en este enseñamento.

El padre se transubstanció en el Hijo, el Hijo a su vez en el Espíritu Santo. El Dios se transubstanció en el hombre. El Grial de respuesta es cuando el hombre se transubsticiona en el Divino.

Los cátaros enseñaban también del misterio de la transubstanciación, que no puede ser comprendida desde fuera. El misticismo de Adan: el no tuvo la desgracia de nacer en este mundo, en la carne humana profanada por el pecado. A él le esperaba una transubstanciación calma y ligera, un pacífico ultrapaso en la esfera más superior. En su exterior parecía ser un sueño: el apagamiento, luego la consunción de algunas funciones; entonces algo que parece a la sepultura; después se desperta como mientre la resurección. Pero esto es sólo la aparencia externa. En la realidad, es el estado de un ultrapaso desde una esfera a otra más superior.

No existe la muerte, asi como no existe la vida sin la muerte en la común comprensión material del Rex Mundi. Lo que si hay es una eterna existencia con sus infinitos pasos de la transubstanciación, sigún que se organizan por la Soberana Celestial Nuestra Señora Sabiduría.

Cristo milagrosamente se transubstancionó en el Santo Grial. Al tomar la imagen del Cáliz mirrico, se quedó en la tierra. Es Él quien nos trae en sus manos el Grial. He aquí, el Grial se multiplica en el sequito de caballeros de la Mesa Redonda. Entregando Su Cuerpo y Su Sangre, el Salvador se transubstanciona en Sus discípulos, y ellos… a su vez, obsequiandoLe el Grial de respuesta, el Grial del amor, dedicándole toda su vida sin retractos, anhelando transubstanciar en Él (así como Él lo hace en éllos), sirven a sus prójimos hasta el último y así se transubstancionan.

Así la humanidad se encuentra en el estado de constante y permanente transubstanciación. “¡El Grial 24 horas está en vigilia!” – quedaban perplejos los Cátaros, - “¡el Grial se transubstanciona!”

“Recuerda este misterio, hijo mio,” – decía un maestro cátaro al primerito, - “y el Cáliz derramará sobre tí sus divinas fragancias, su infinita riqueza. Y te impregnerá por encima del posible y es cuando esclamarás: “¡Oh no, no puedo más!…” y luego dirás: “¡oh, aun más y más…”

Los cátaros enseñaban que “la transubstanciación del vino y pan en la Sangre y Cuerpo” al margen del enseñamento de la Sabiduría Suprema sobre la transubstanciación es una cosa absurda. La transubstanciación esta en la naturaleza de la Divinidad y del hombre. Es odiada por el Rex Mundi que intenta implantar su orden jurídico de pocos alcances.  El mundo de Dios siendo el mundo de las interminables transubstanciaciones es incompatible con la divisa rígida del Rex mundi: “nacimiento-vida-muerte-resurrección-castigo”. ¡Todo este no hay ni por asomo!

El hombre está en una constante transubstanciación, es por ello que no se puede decir nada de él definitivamente y que siempre es mejor privarse de juicio…

Guidados desde el elevado

9. Fueron guidados. ¡Oh, pero que guía tenían! Cristo fue más que presente en Montsegur: iba delante de cada uno de ellos.

No había lugar para el razonamiento humano ( pómisli ).  “Como nos dirá el Señor”.  “Si su voluntad es alimentarnos, que así sea”. No hay ningunas problemas materiales: ni si las reservas alimenticias se han acabado, ni si las graneros están vacías. “El Salvador lo sabe mejor que nosotros”.

De la paz entre ellos

10. Oh, dando prisa en comunicaros mi entusiasmo ante la iglesia cátara, yo quisiera narrar de la paz entre ellos, la paz celestial.

Cristo les dijo a sus discípulos: “Os concedo Mi paz”. Y ellos casi no podían entender a que se refería Él. Los cátaros percepiban la paz del Señor con veneración y se mantenían en ella, sin salir de sus celdas por mucho tiempo y siendo sumergidos en aires fragantes de la paz divina, en su musica real del silencio, en un sosiego sagrado, en una paz que no se viola por las pasiones y pensieros vanos, es decir en la paz verdadera y eterna.

_________________________________

(1) En las celebraciones para difuntos, a esta dulce y profunda oración por sosiego de las almas llamada Requiem, al correr de los siglos fuera juntada una parte especial “Dies irae” (El día de cólera divina) ilustrando la doctrina eclesiástica “de las torturas de ultratumba” y “juicio tremendo” del “castigante Dios”. Los históricos unánimemente vínculan el desarrollo de este tema característico para las épocas posteriores y lejano para la filosofía catara con el largo período de peste y calamidades en las tierras languedocianas en la segunda mitad del siglo XIII, luego después la exterminación de los pueblos cataros por manos de los “castigantes” inquisidores.

Profecías

La “Rosa para los Serafitas” es un gran pergamino sagrado de la Sabiduria Divina, revelado al padre Yohann en el Monte del Ruisenor, el Monte de la Dormicion de la Madre de Dios cerca de Efeso (Turquia). Esto es un evangelio para aquellos que sean capaces de convertirse en ley viva del Espiritu Santo.

Virginidad, Sagrada Virginidad!
La Palabra de la Madre de Dios, 26.06.2005

Ahora es el momento de exhortar Mi Disiplina al Arca - el aposento Nupcial pronto se admirara en el Reino.

Llamen a la Virginidad como Salvacion personal y de la Humanidad.

Se cumplira con la Fuerza del espiritu, Hijos mios. Tomen de mi el comienzo de la immaculada pureza. El diablo es fuerte contra aquellos que no conocen la fuerza del Altisimo. Todo su mundo esta saturado con el fuego del asufre de la lujuria. Atravesaran con esta pequena lanza (La Virgen extiende la Sagrada Lanza) al hediondo monstruo que fuma y goza; y de el saldra el espiritu tentador.

Virginidad, Sagrada Virginidad! Lo recauda todo, una y otra vez. No existe ningun arma mas poderosa contra nuestro enemigo que esta. Virginidad, Sagrada Virginidad! Sus ejercitos hollaran las tropas del enemigo. Virginidad, Sagrada Virginidad! Caballeros! Hombres puros y mujeres pacificas (portadoras de mirra). Virginidad, Sagrada Virginidad! Esa es agua pura, de sagradas fuentes; no estan contagiadas con ningun Bacilo o epidemia. Virginidad, Sagrada Virginidad! Hijos mios, Heredara el futuro.
Solamente a las virgenes revelare los misterios que El Senor me ha revelado a mi – Su Virgen eterna.

Las ciudades modernasMira a las ciudades modernas atravez de mis ojos. Millones estan contaminados hasta las raices de sus cabellos con su codicia y lujuria. Con patas de cabra andan por el mundo sin rumbo. Sus clubes nocturnos, su vil musica, sus ultrajosas perversiones, los gemidos de las victimas inocentes, la pedofilia, la mafia, el homosexualismo, la magia negra, es un rebano de ovejas que causa perplejidad… Hijos mios, la cabra lujuriosa reina sobre el mundo.
Ve y diles: estos monstruos lascivos viven sus ultimos anos. Les quedan las ultimas horas segun el calendario divino.

insanidadVe y diles: que el universo del pecado se acaba. El arbol del bien y del mal se ha podrido bajo la raiz y sera poco su tiempo; despues sera lanzado en el fuego. Se erigira el arbol de la virginidad.
El valiente sera mas audaz que nunca; Mis Hijos no temen nada, ni persecuciones, ni calumnias, ni las maldiciones de los sacerdotes evitaran la aparicion de los conventos y ciudades virgenes. Apelen a la Virginidad como salvacion personal y de la humanidad.
Dejen que su Sermon sea simple. Enseneis sobre el reino eterno de La Virginidad y sobre el cambio del mundo de la lujuria a la immaculidad pura. A la pregunta «Que os quereis decis con Virginidad? Como ser familiar? Como con la gente del mundo? Como estar obligado a ganarse el salario; mantener a la familia; pagar las obligaciones y deberes; preocuparse sobre proximo y demas? Como sincronizar todas estas preocupaciones con el orden del mundo, con lo espiritual y el modelo celestial?»

magiaYo les respondo; Hijos Mios: para esto hay un sacramento de la uncion. Los sellos de la virginidad, claro que estaran con ustedes; y despues de eso, no importara en que esten ocupados; estos se esparciran alrededor de ustedes. La Virginidad es posible en el matrimonio, en las relaciones entre el proximo, entre los Estados y entre la gente. Nada, excepto el diablo no puede obstaculizar la castidad interna del hombre.

La comunicacion entre dos personas en la virginada es hermosa. Hijos mios , sus corazones estan abiertos y la mirra corre del uno al otro, como fuente inagotable, enriqueciendo y multiplicando la Felicidad en ellos.

La Virginidad cambiara la vida sobre la tierra. Anuncienlo de de esta manera: no existe ni uno, ni circunstancia alguna, que no permita hoy en dia tomar los votos de la Viriginidad Eterna. Inclusive si una persona sufre de alguna enfermedad fatal, desde del SIDA hasta el Cancer; o es un pordiosero prisionero con tuberculosis pulmonar; extremadamente solitario, desesperado y sin esperanzas.

La Virginidad – llama al festejo Nupcial. No la desechen por distintos pretextos!

Especialmente hago un llamado a la virginidad de los sacerdotes. No piensen que El SENOR o Yo os hemos alejado de la Iglesia. En ella hay muchas almas puras. Los Jerarcas, los Cardenales, los Patriarcas, los Obispos y otros. Los enemigos no forman parte de nuestra sagrada reliquia. Hijos mios, primero, los sacerdotes son llamados a aceptar los votos eternos y conocer la Gracia de DIOS . El eterno tesoro de la Virginidad y el Tabernaculo de Melchizedek con su multitud de sellos y los dones interminables del Espiritu Santo estaran sobre ellos.
El movimiento Carismatico, no tendra futuro alguno; si no acepta las senales de la uncion de la Virgen Eterna y las imagenes del futuro Reino de Jesuscristo, reveladas por mi.

Los votos de la VirginidadPor cualquier pecado que sea o complicacion en la vida de este mundo; una persona no tendra justificacion alguna si rechaza tomar el voto de la virginidad eterna. Sin demora, ni meditacion, exsorten hoy a aceptar el voto eterno de la Virginidad, dado por la Santa Virgen.
Oh, Hijos mios, no os confundis con los votos monasteriales o conventuales, ni cosas de esas. El voto que pido de ustedes es nuevo, misterioso y desciende de arriba. Las unciones vienen de la nueva Iglesia y del nuevo sacerdocio.
Hijos Mios , para aquellos que acepten la virginidad, les prometo la suerte de los Serafines y la vida en el Tercer Milenio. Para aquellos que lo han rechazado no habran justificaciones.

Les pido propagar este Mi mensaje por todo el mundo como un llamado de afligcion de la Madre Sollozante.

La Lujuria nos ha conducido a las Cabezas Nucleares. La Lujuria ha cambiado la mentalidad de la huamnidad y ha contaminado con Bacilos la guerra quimico – bacteriologica. La Lujuria ha corrompido y desviado a millones del camino a la Luz Divina. La Lujuria a multiplicado los manicomios y a causado una inmensa insanidad en millones de personas. Y estos se multiplicaran… Hijos mios, si rechazan Mis mensajes, Pobre de ustedes, porque seguiran asistiendo como antes a los clubes nocturnos, a las guaridas del diablo y luego justificarse con las ofrendas a los sacerdotes.

La Lujuria y la Codicia han construido ciudades malditas, han amontonado rascacielos, han inculcado infelizmente a la mortal cinematografia nocturna, el teatro hipocrita, el interes por los mundos inferiores y los angeles caidos. La Lujuria ha liberado a demonios desde lo mas profundo del infierno y les han permitido ensender los calderos de la brujeria y la magia negra. La Lujuria ha envenenado el aire de las grandes ciudades y ha llenado los pulmones de polvo de cemento y betun. La Lujuria ha covertido la mente de la gente y se han hecho enemigos de su Creador.

La Virginidad hara lo contrario.

Es por eso, Hijos mios, que pongo una nueva piedra en la base de la humanidad. Esta piedra se llama La indestructible Eterna Virginidad. La lleva en las manos como la madreperla del Altisimo. Toquenla y coloquenla en su interior. Dejenla que brille como un carbon ardiente y en la llama del amor a nuestro DIOS Altisimo, quemara toda esencia de pecado. Y bendecira El Senor a cinco millones de velas encendidas en el foro venidero de la montana del ruisenor.

Hijos mios, la vieja iglesia pensaba que era lo mejor para DIOS y ensenaba verbalmente como complaser al Altisimo. La unica forma de ser aceptado ante lo mas Divino y ante el regreso de la Reina Sofia; Hijos mios, es la Virginidad.

El No ha amado nada tanto como a la Virginidad. Su mandamiento a los Serafines es: El enamorado por primera vez es bendecido . Su Amor sera para aquellos puros de corazon, virgenes en mentalidad, bendecidos por la carne; en blancas vestimientas. Hijos Mios, el semblante del Altisimo se llena de regosijo cuando ve a una persona Virgen, convertida desde el mundo de la Lujuria y el pecado.

La Ley ha sido necesaria a los hebreos solamente por el hecho de que sus antecesores han perturbado el voto eterno de la Virginidad. Los virgenes no necesitan de la ley, ya que su pecado se ha desvanecido por si mismo.

Hijos mios, La virginidad que os enseno es un nuevo sello hasta ahora desconocido por el mundo. No desperdicieis sus fuerzas tratando de definirlo dentro de los limites del Celibato Catolico, del Monasterismo Ortodoxo y otros. Para estos antiguos sellos se le forzaran solamente a quitar la venenosidad, la herrumbre y el polvo de los monumentos de piedra.

Muchos de ustedes ya han tomado los votos de la Virginidad. Pero No todos son capaces de comprender sus misterios y aceptarla como la he revelado Yo. Hijos mios, desde aqui, desde la altura de la montana del Ruisenor, Yo La Eterna Madre Virgen, les sello a ustedes con la Virginidad ; asemejandoles a la Madre Pura, y convirtiendoles en las Novias del Altisimo.

Yo nombro esta Virginidad como Nueva, sin precedente, nunca antes existente sobre la tierra.

Hijos mios, como cuando Yo ; La mas Divina Virgen, fui revelada a Israel por primera vez ; los rabinos quedaron perplejos y no supieron que hacer conmigo (la ley no acepta que una joven virgen tome los votos de la eterna Virginidad); hoy, ansio conferirles estos nuevos votos. Ellos son tan inesperados para los cristianos, como para los hebreos fue el voto de mi eterna Virginidad, traida por el inmaculado nacimiento del Hijo de DIOS.

Me gustaria que mis disipulos adquirieran los nuevos estatutos espirituales que ellos no tomaron por la falta de confesion o la ausencia de la oracion. La Virginidad, Hijos mios, es un Don del Altisimo. Agradeceis por el!

La Virginidad te ha puesto al borde de la confesion y de la penitencia, cosas estas familiares para todos los pecadores; envueltos hasta el cuello en la voragine mundana. La virginidad te ha predestinado la suerte con la Virgen pura.

Yo soy su Madre y los veo a ustedes mejor de lo que ustedes mismos pueden. Yo se como guiarlos a la Felicidad Eterna. Es por eso Hijos mios, regosigense, descansen en mis brazos como una nueva criatura de DIOS. Regosigense y no teman. Tu la Novia de la Fiesta Nupcial, tienes solo una cosa que hacer; que es la de mantener el voto de la eterna Virginidad. Es sumamente malo cuando se quebranta el voto; produce un Dolor muy profundo. Hijos mios, una incalculable cantidad de Mi esencia Inmaculada esta sobre el cordero enfermo; por eso la proxima vez el sera mucho mas fuerte para resistir los embates del diablo y establecer la ciudad de DIOS y dentro de ella los sellos de la Virginidad entrelazados con la vida eterna.

Oh, Hijos mios, me oiran!Oh, Hijos mios, me oiran! Soy feliz! Sacare los tapones de las orejas humanas. Pongo su mirada hacia a la montana. Ellos oiran, Hijos mios!

Cuando se limpie el aire y pase la hipnosis de la Ramera Romana; ellos invocaran: donde estas, Zarina nuestra? Y donde estan tus sacerdotes?

Ellos me seguiran, Hijos mios.

Toda la montana del Ruisenor, todas las diez montanas seran rodeadas por los muchos millones de peregrinos, con velas encendidas dentro de sus corazones. Y en esta excelentisima condicion, asendere a los cielos hacia el aposento Nupcial.

Aleluya, Hijos mios! Que Catedral! Que Arca! ; Hijo Mio, Que alegria!

Oh Serafitas!Hijos mios, apreciais el tesoro revelado por Mi. Nunca antes las Joyas del Rey han sido tan generosas y ni han sido esparcidas como lo son ahora. Todos aquellos paises ricos del mundo, no han tomado en cuenta los misterios de la busqueda de DIOS y el destino, por mi determinado ; no sera comprado por los malditos millones de Mammon.

Atesoreis los sellos espirituales. Prefieran siempre lo espiritual a lo mundano y no busquen sobre la tierra nada, excepto el cumplimiento de los planos del Altisimo. Y ellos, hoy dia, estan en el Arca de la Virginidad, en la transformacion de la persona interna en Serafines, en la aceptacion de la nueva revelacion de la montana del Ruisenor y del Reino desendiente.

Digo esto como en los antiguos tiempos; Hijos mios, quienes escuchen mis benditas palabras, les prometo hacer la poblacion del proximo siglo.

Entregen a mis bienaventurados adolescentes, que han traido en su juventud los votos de la Virginidad y la han dedicado completamente a mi; que a traves de ellos, nuestro Padre Eterno y la Santisima Virgen reharan a la humanidad.

Profecías

PEYREPERTUSE MÍRRICA

El Santo Grial es el más superior misterio de la tierra.

12.02.2006 Cannes

PeyrepertusePeyrepertuse mírrica… Nos acercamos hacia el misterioso castillo. Es aqui donde se escondían los guardianes del Santo Grial, tras el sitio del santuario por los cruzados romanos.

Salta a la vista el Decamonte (1). Un valle en forma de cáliz. Alrededor hay unos viñedos, coníferas, unas montañas que hablan…y el vaso reinante.

Da la impresión de que diez montañas, alrededor en un radio de algunos kilómetros, forman el espacio del luminoso Grial.

“Peyrepertuse” en ruso suena como no de este mundo. No puede ser de otra manera. El Santo Grial está escondido en la tierra y es yurodivo (amundano). Su misterio es incomprensible hasta el fin, incluso a los mismos Perfectos, ya que “no es de este mundo”.

En esta yurodividad (fuera de este mundo) está el signo de “la superioridad a si mismo”, el misterio de la tierra del siglo futuro . El Altísimo se revela yurodivamente en cuánto Le pudieran comprender a su vez Sus vehículos sabios y yurodivos, preparados por Él. Para que luego pudieran trasmitirlo a los demás, así mismo a modo yurodivo y amundano…

Él podría, no enviar almas a este mundo doloroso. Pero Su benevolencia supone el grado superante , lo que hoy día la creación no consigue entender (es la causa de comportarse yurodivo).

Los cátaros subían al Cielo, no volviendo a la tierra. La carne vencida no necesitaba ni pan, ni espectáculos. El ayuno era constante. Se alimentaban del Cáliz.

¡Oh, pensamiento cátaro que recibes las alas! ¡Que vuelo del pensamiento es hallado del raciocinio, que el Altísimo no está en este mundo!

Los castillos cátaros remontaban los Cielos. Y ahora Peyrepertuse respira. Y los templos de los ojos saltones (2) se han convertido en las criptas de las almas-en-pena.

Veo un Castillo de hermosura no terrenal. Y unas torres que estuvieron coronadas en forma de cono. Ermitaños fragantes, sabios angelicales.

Los Cátaros:

“Es imposible la hermandad sin la iglesia celestial y los castillos cátaros. Satanás ha hurtado en la tierra el amor fraterno. Este se enciende con la vela celestial.

Amor como el que hay en los Cielos, no es posible en la tierra, debido al pacto pecaminoso con el diablo. Pero rechazando lo terrenal, obteníamos el amor celestial. Y lo anhelábamos con todo nuestro ser llamandolo amor perfecto, fraterno, angelical.

Para entrar en el amor perfecto (la hermandad de los caballeros), al principio hay que recordar que: el Diablo lo hurtó y lo deshonró, al crear un mundo material. Sólo al arrojar las esposas del materialismo, las buenas almas empiezan a dirigirse al mundo etéreo.

A través del Consolamentum (el misterio del Espíritu Santo) en la tierra sólo se obtiene unos destellos del amor que existe en los Cielos. Pero este amor milagroso entre hermanos, que se obtiene del Espiritu Santo, presenta el hálito del Dios del amor. En este orden presente material y terrenal es imposible. Es necesario conquistar las alturas celestiales.

Nuestros castillos, situados a alturas vertiginosas (2-3 kilómetros sobre el nivel del mar) simbolizan las cimas del Reino que hemos asimilado.”

La iglesia cátara mantendrá lo inexplicable en este siglo. ¡Oh, cuantos misterios ha abierto para los puros, el Cristo del Cáliz mírrico! La humanidad se entusiasmó con el misterio de Cristo. Presaboreaba los cuerpos mírricos de los Perfectos de Montsegur, de Peyrepertuse, de Carcasona… Y no sabe nada hasta hoy de los misterios de Cristo.

Las doctrinas romanas son esquemáticas, tendenciosas y triviales. El cristianismo auténtico (batalla y victoria sobre el diablo) se cumplía allí, en las alturas de los castillos. El último combate con el maligno, la llave para la victoria sobre él alargada desde el Cielo, y la cumbre de la heroicidad: la corona y el triunfo.

¡Que maravilloso! Estamos sólo a los pies del monte, y los cátaros ya han empezado a revelarse.

*

El Grial guarda el misterio del amor fraterno celestial

Los Perfectos de Peyrepertuse al primer peldaño del ascenso hacia el Grial cátaro, lo nombran “el amor fraternal”. ¡Oh qué importante es su saborear dulcísimo, imposible en el siglo actual!

Los puros no eran ascetas en sentido fanático, ni solitarios o anacoretas. Se alejaron de este mundo, rechazaron el amor terrenal por el amor celestial, el amor fraterno entre dos socios (hermanos-gemelos – se formaron de dos en dos). Y los cielos incensaban desde el incensario dorado del Grial, que acompañaba la salida del Cáliz desde la sala blanca… las fragancias, la inspiración, la divinización…

¡Qué potencial contiene la pureza! Lo descubriran los cátaros de la teocivilización del siglo futuro. A ellos, les es encomendada su realización. No habrá nada impuro, ni pecado, ni tiniebla. El hombre será injertado de nuevos compuestos, de polen cátaro de las reliquias mírricas…

“El Santo Grial guarda el misterio de nuestro celestial amor fraterno, que por primera vez fue derramado en tres horas de pasional del Salvador en Sus días terrenales y tras la última gota desde el Cáliz de la Sangre de Cristo, recogido por Jose de Arimatea. El Grial del Mismo Padre Celestial derrite… los océanos en el fuego del amor celestial.

¡Elevad el espiritu a las alturas! Identificaos con el espíritu. Liberaos de los imanes terrenales, donde solo hay mal, odio y el poder del maligno. El alientamiento se les concede a quienes son revelados los misterios del Reino de Dios como el amor celestial.

Los fundamentalistas cristianos, católicos y ortodoxos, son herejes perversos. Creyendo que el Reino de nuestro Altísimo ha descedido en el mundo, por 1500 años reafírman el reino del diablo como un reino de Dios. Son los sacerdotes de Satanás, los primeros cultivadores de la satancivilización en esta tierra de los dolores y llantos.

¡Si vosotros pudieráis imaginar, qué fuego del amor ha encendido Cristo en nuestros corazones! En el está el misterio de la Iglesia. Ella es el fuego del amor espiritual. Al regresar del valle de lagrimas terrenal, en los hijos pródigos se enciende el fuego del amor.”

*

En los cielos, a través de las negras nubes, atraviesa un rayo de sol. Y de nuevo, un aroma de reliquias mírricas, que todos huelen: p. Kirill, German, Paísy y yo.

Los cátaros:

Saborear del Caliz del amor sobresaliente y sobrecelestial en los atuendos virginales del Espíritu – es el propósito de ascender la escalera del castillo de Peyerpertuse.

Cada uno de los castillos tiene su propio rostro místico. Peyrepertuse es el reino del amor fraterno. No, no de “filia”, ni de “agapé”, “storge” o “eros” y otros. Los patrones terrenales no sirven para las dimensiones cátaras. Se puede decir, el amor que no hay en la tierra. Es la Iglesia del amor del siglo venidero, organizada alrededor del Grial.

*

La tierra está separada del cielo. Se necesita gran recuperación de la visión.

*

En los Cielos se ha atravesado el Cáliz del Altísimo.

El Grial venía aquí y nutría con los compuestos mírricos a los hermanos y hermanas perfectos…

El Grial de Peyrepertuse es de dimensiones no terrenales, sus formas están en constante cambio, de una copa en miniatura a una gran roca. También cambia su compuesto: de cristal, de plata, de madera, de piedras preciosas no terrenales, de minerales o sustancias desconocidas…

“Los judíos y cristianos han cometido un crimen contra el Altísimo, así han inscrito al Dios de Amor en permanencia a la tierra. ¡Cómo han difamado a nuestro Altísimo y a su hermoso amor! Han conseguido crear la civilización… de Luzbel (el término cátaro). Los adámicos fríos y racionales que asientan en sus cuevas heladas de estalactitas.”

Las lágrimas enternecidas están en los ojos de los padres cátaros.

“Es inútil, hijo nuestro, buscar en el orden presente el amor celestial en la tierra, porque el padre de la creación y de este mundo es el diablo. Los tesoros del amor están escondidos en los misterios del espíritu. ¡Se necesita un hombre nuevo! Es inútil y en vano buscar la verdad en este mundo, hasta que se cumpla el lanzamiento del mundo superior y hasta que el alma se lance a la obtención del Espíritu Santo.

En Él solo está la Sabiduría de nuestro Altísimo. En Él solo actua el Señor. Encontrándose en las torres carcelarias de la tierra, se puede entrar en el Reino de Su amor.

*

La obtención del Espíritu Santo era nuestro anhelo. No anhelábamos nada más que llenarnos por la gracia celestial – ilimitada, interminable, revelada a nosotros como a nadie. Para ella, subíamos a las cimas empíreas. Por años y décadas no descendíamos abajo, no dejabamos nuestras celdas.

No espereis nada más de nosotros: las ciencias racionales, la dirección del mundo… ¡No hay revelaciones del Altísimo más hermosas y perfectas, que el misterio de Su amor! Las llaves del conocimiento del Altísimo resultan de este misterio de los misterios sobre el amor recóndito de nuestro Padre, sobre el Banquete Nupcial.

Nos preparamos para difundir el Evangelio del Cristo de los días terrenales y celestiales sobre el Banquete nupcial.

Perfecto y hermoso es el hombre lleno de amor (los Cátaros, con encanto). ¡Qué rostro y cuerpos celestiales tiene! ¡Cómo es de vigoroso y perfecto! La creación se somete a él.

El hombre es creado para una vida en el amor perfecto. Su trazo principal frente a la otra creación - es el inmenso potencial del amor, puesto en él. El diablo, sabiendo esto, ha odiado la primera creación, celoso y con una feroz invidia. “¡Miremos, cómo es este cordero de amor en mis esferas!” – pensó él. Le atraeré a la tierra, concedida para mi por el Mismo Altísimo. Y veremos, en qué se convierte su ‘indecible amor’…“

Pero ha salido así: ¡el amor triunfó! La corona del amor en la frente. El amor vendrá como madre superiora de la humanidad del siglo futuro. La Teocivilización – es el reino común de nuestro amor, amor cátaro.

*

Los judíos y cristianos son culpables de haber recluído al ser mortal en una lata de conservas del materialismo, embellecido por ellos con differentes legislaciones religiosas y laicas. Y a nuestro Altísimo también ellos querían meter en sus marcos racionales y jurídicos.

Pero, por gracia de Dios no les es dada tal podestad. En la lata de conservas universal, preparada por ellos, como en una trampa, se encontrará su padre diablo junto a millones de sus gusanos que pululan en la pobre tierra maldita…”

Los mensajeros del amor de nuestro Altísimo

Peyrepertuse“Somos mensajeros del amor de nuestro Altísimo. No ausentándose de la Peyrepertuse empírea, desde el castillo de las vírgenes dulcísimas cumplimos nuestros ágapes mesianisticas de fuego en espera de la hora cuando se anunciará el Reino del amor en la tierra.

Pero no antes, niño nuestro, que será vencido el príncipe de este siglo, este listísimo adepto del materialismo.

En su cara hay sólo rencor y rictus de fiera, encubierto por las “buenas intenciones”. El amor le es desconocido y odiado por él, es incomprensible. Su sentido, su secreto no son accesibles para él. Contra el amor él propone sus doctrinas racionales que atolondran por su sucesión lógica. ?omo puede, cierra sus puertas. Pelea con ella con todas las fuerzas. Tiene miles de razones: “¡El hombre va a pudrirse de él! ¡No es digno! El amor lo hace un “sal común”, un memo zombi, una mosca amodorrada. ¡Yo moldearé un otro hombre, idóneo para el conocimiento de mis misterios!”

Al reconocer como su dios el principe de este mundo, sus adeptos implican en la órbita de los satánicos misterios, templos y altares, fatalmente alejando la creación del Creador y sellándole las puertas del Espíritu Santo.

¡Llega, pues, Reino del Espíritu Santo en la perfección y pureza inicial! La pobre tierra se ha atascado en el satanismo por culpa de las sucias (en contra de los puras, cátaras) e impuras instituciones religiosas. Y la primera entre ellos - es la malvada de Roma. ¡Si vosotros supierais, en qué mentira universal es construido este espejo deformante! Os horroriziarais con nosotros. Vuestro oído habría estado llenado solo por el Reino.”

*

El derrame sincopal de la luz suprema

Vemos una dulcísima procesión de otra realidad. ¡Cómo son de indeciblemente hermosos los atuendos de nuestros padres! Resplandecen en reflejos de raso y signos misteriosos. Los Perfectos de los perfectos – están en los atuendos blancos nupciales. Los demás tienen los del espectro de tonos esmeraldizos. Los faroles en sus manos, y a la cabeza va el portador de los cirios.

*

Con moderación descienden en el santuario. Una escalera de 50 peldaños, pues una más y aun más… de todo son 5, una tras otra. En la última hay 25 peldaños…

Se paran para rezar. Frente a ellos hay tres puertas. Entran en la central. El señor (su padre) abre la puerta de par en par… un cielo deslumbrante.

¡El misterio del catarismo! Aquí está abierta la entrada a los cielos del amor… Su rayo cayó en mi corazón. El derrame sincopal de la luz suprema. Mi interior se ha llenado con suspiros indecibles y olores celestiales.

La cámara blanca llena de fragancias mírricas, en su interior hay hermosos hermanos y hermanas.

*

Los Cátaros:

“!Cuán débiles son nuestros discípulos en su asimilar la renuncia al mundo! ¿Acaso no es que el Señor nos ha concedido la inteligencia para que podamos ver sobriamente las intrigas de nuestro enemigo y no sucumbamos a sus tentaciones?”

Sin renunciar al principe de este mundo (diablo) , el camino espiritual es imposible. Sus monjes han roto y se han hecho monjes-inquisidores, sodomitas y “los malísimos de los malos” siervos del maligno solo por el hecho que ellos, en su búsqueda a renunciar exteriormente al mundo a través de la mortificación de la carne, no rechazaban al mismo principe de este mundo – su auténtico padre del Antiguo y Nuevo Testamento.

Pasad al mundo: en eso está la grandísima catástrofe del cristianismo. Atras de los judíos han tomado a Luzbel por Dios (los judíos – por el Legislador de Moisés, y los cristianos – por Cristo).

Desde el principio de la era cristiana mesianística, el Altísimo actuaba fuera de los marcos institucionales, sacando de ellos a los santos.

¡La gran seducción no tiene lugar en la tierra! Oíd la verdad de los labios de los mensajeros celestiales”.

En Peyrepertuse hay miles de reliquias mírricas cátaras

En Peyrepertuse hay miles de reliquias mírricas cátaras. La escuela de Peyrepertuse aceptaba no sólo los que anhelaban ser iniciados en los misterios de la Iglesia del Amor, sino también muchos difuntos, los monjes que han abandonado el mundo y los fieles desgraciados de las iglesias luciferinas. Llegando en las moradas empíreas de Peyrepertuse, ellos saboreaban los aromas de nuestro Altísimo y comulgaban en los misterios de la Iglesia Verdadera , rechazando con fervor y celo sus errores anteriores.

Casi de cada segundo Perfecto se quedaba con el cuerpo mírrico intacto. “!En las cuevas hay moschi (3) alrededor!” – exclaman los cátaros.

Los Cátaros:

“Atribuir a la tierra la organización del Altísimo, es igual que mirar desde el alto al hormiguero pensando que está organizado según los principlos de la convivencia humana. Las hormigas tienen sus propias leyes, los terrestres tienes las suyas. Y como sobre las hormigas está el hombre, sobre el hombre está nuesro Altísimo.

¿Qué diría el hombre de un montón de hormigas que engriéndose “civilización de los santos” hubieran empezado a picar de muerte? “¡Las hormigas han enloquecido!” Pasaría el rastrillo sobre el montón y quemaría las hormigas agresivas…”

*

La vida… la muerte… ¡Cómo es de lejano! La vida eterna y la beatitud eterna.

El Grial se traía a través de la entrada misteriosa en medio del monte, llamada el corazón de Peyrepertuse .

Estamos en la cueva hacia donde traen el Graal, llegado por los aires de Monsegur…

*

“Cuando el Señor llegó al calabozo, donde los judíos enchironaron José de Arimathea, en Sus manos tenía el Cáliz sagrado.

“¡Cuídalo como a las niñas de tus ojos, José! Satanás va a su caza. Si Lucifer conseguerá interceptar el Grial, se cumpliría algo terrible. ¡Oh, cómo arriesgo, amigo Mío! Es imposible prever las consecuencias terribles de la grandísima de las catástrofes… El diablo se creerá divinidad, y multiplicará a miles sus intrigas. Los santos tendrán más dificultades para pasar a través de sus redes cósmicas.

Nada le deja más estupefacto que el Cáliz de Montsegur. Este demonio malo mimetizador lo está buscando, pero no puede verlo mirando fijamente. Cuida el misterio del Cáliz de los no iniciados. Entre los que lo buscan, hay siervos de nuestro enemigo.”

Iniciación en el Grial

Dentro del santuario del Grial que nos fue mostrado, entraron sólo los Perfectos, que han cumplido el voto de Consolamentum de 15 peldaños. Luego, hay el peldaño 16: la iniciación en el Grial y los cuerpos angelicales inmortales, la ágape mesianística, “El banquete nupcial”, llamado en la lengua de los cátaros de Peyrepertuse “Perfectísimo de los perfectos”.

El cofrerero (llevador del cofrecillo) se levantaba a los cielos y en séquito de tres ángeles se transportaba por turnos a otros castillos cátaros, llevando en las manos el Cáliz del Grial para la ágape mesianística anual, llamada en Peyrepertuse la pascua solar.

Para ella se preparaban con dulcísimas contemplaciones y unificaciones elevadísimas y dichosas.

El ángel del Grial, acompagnado por tres siervos del Cáliz traía el vaso a través de la abertura misteriosa en el monte y solemnemente lo ponía en el altar. Los Perfectos de los perfectos (los más fragantes beatidos) contemplaban la permanencia de Cristo en el Grial…

A menudo Le veían a Él, cuando rezaba con las manos levantadas en el Cáliz. Luego, el Señor de improviso se transfiguraba, y el Cáliz se encontraba dentro de Su corazón, y Él estaba fuera de los limites del vaso. La tercera visión que les acompañaba – es cuando el Cáliz desde el corazón del Salvador se levanta, y eleva hacia el Padre Celestial, y desde Sus manos derrama sobre todo el mundo.

Tal es el espacio geométrico milagroso del reino de los Perfectos del Grial. Y tal es la más gran simetría del siglo futuro:

•  Cristo dentro el Cáliz.

•  El Cáliz en el corazón del Señor.

•  El Cáliz se presenta al Altísimo, y de Sus manos derrame sobre toda la creación.

Me era mostrado el secreto de la dirección del mundo y de los mundos invisibles desde el castillo de Peyrepertuse (segundo en importancia, después de Montsegur).

*

Los cátaros doloridamente siguen lamentándose de como el diablo les perseguía.

No, ellos no temían sus intrigas, amenazas, muerte… El maligno les enviaba a sus agentes y éstos, aprovechándose de la inocencia y la pureza de la visión de los hermanos (no ver nada de malo, siempre buscar lo mejor potencialmente, descubrir las flores más fragantes en el interior), se camuflaban de cátaros, hasta alcanzar el grado de la perfección, y buscaban robar el Cáliz.

Tales malvados asestaban golpes sensitivos en los Perfectos cátaros. Pero los ojos de los beatidos quedaban como lámparas, no reparando en el mal. El Ángel del Grial expulsaba los enemigos, y a muchos de éllos les esperaba una suerte desgraciada: ser lanzado de la montaña…

Por otra parte, se daban casos, cuando los agentes enviados por Luzbel de Roma o de otro departamento conseguían robar el Cáliz. Pero ninguno de éllos pudo sacarlo fuera del castillo. Los ángeles empujaban al ladron y éste se caía desde una roca vertical a la tierra. Y el Grial volvía al santuario.

El maligno literalmente segía los pasos del Cáliz. Viendo cómo Roma insiste en su búsqueda del Grial, los cátaros, según la bendición del Altísimo (de uno de los rangos angelicales, que estaban por miles alrededor del Grial) aceptaban las medidas de la prevención.

El Cáliz ha sido escondido de los no iniciados. Nadie, además de los más superiores de los Perfectísimos de los perfectos (los beatidos del numero de 3 hasta 8), sabían el lugar del santuario. El Cáliz a menudo se traía de una sala a otra. Por otra parte, al vaso milagroso no le costaba nada traspasar las paredes.

¡Cómo agradecían los cátaros al Altísimo el don de la presencia del Cáliz! Temían sólo una cosa: que la gracia de Dios les abandonese, y el Cáliz los dejara por indignos. ¡Qué arrepentimiento hubo, antes del Cáliz! “!El altar de nuestro Altísimo!” – exclamaban los Perfectos de los perfectos, extasiados y embriagados de dicha, sin salir de ésta durante años, dejando el órden del tiempo del mundo…

¡Qué milagros sucedían, en la sala donde estuvo el Grial!

¡Qué milagros sucedían, en la sala donde estuvo el Grial! Las paredes se transfiguraban, cómo las pantallas vivas en las bibliotecas con pergáminos misteriosos. Sobre ellas se encendían las piedras de varios colores de orígen no terrenal: de esmeraldas, de terracota, nacarinos.

El ambiente que rodeaba al Grial encarnaba los misterios de la Sabiduria Divina, y era necesario un ángel especial del trono de Sofía alada de fuego para la interpretación de estas pantallas vivas: ¿qué significaba el contenido de esta piedra? “Cuál es el significado místico de la esmeralda, de la madreperla? Y etc.

Las paredes del Grial hacían reflejos con diversos espectros. En éllas se destacaban milagrosos seres vivos. Aquel que entraba en la sala podía leer el Libro de la vida de una gran cantitad de civilizaciones.

Quien tenía una vez el Cáliz en sus manos o, al menos, lo contemplaba, quedaba entre los vivos, los inmortales presenciaban aqui. Desde aquí el Grial dirigía los procesos del mundo.

*

El Altísimo dejó en la tierra el sello de Su eterna presencia, el Cáliz de la Sangre mírrica de Cristo. 5 litros, que milagrosamente se multíplican hasta 50, 50000, 50000000 litros… El Cáliz del Grial, multiplicada 50 millones de veces se derramará como el octavo Cáliz del Aposento nupcial despues los siete calices apocalípticos (de la ira).

Los Perfectos de Peyrepertuse han explicado el misterio del Cáliz, guardado por ellos. El Grial es la recogida maravillosa. La Sangre, que salió del corazón del Señor mientras Su crucifixión en el Gólgota de Jerusalén, fue recogida hasta la última gota. De modo semejante, el Grial milagrosamente acepta de todos lados de la tierra la Última gota de los discípulos verdaderos de Cristo y la multiplica.

El misterio del Cáliz no puede ser comprendido a traves de las dimensiones terrenales. Sus compuestos, que continuamente se mutan, se enriquecen y se agotan, regulan los procesos de la tierra y de otros mundos.

Entre aquellos que entregaron su cálida última gota de su amor al Altísimo en el Grial, están muchos mirro-ungidos de Solovkí…

El Grial, el Cáliz de la espiación de tamaño desde el cielo hasta la tierra y desde la tierra hasta el cielo.

Los cátaros trasladaron el Grial de Montsegur al archipiélago ardiente de Solovkí. Y bienaventurados eran sus guardianes dolorosísimos. Una lluvia de lágrimas se derramaba en el espacio alrededor del Cáliz, lavando los cuerpos espirituales… Los cátaros, en el Peyrepertuse del más allá, proseguían celebrando el Cáliz. El vaso se multiplicaba en sus manos.

El Grial, el Cáliz de la espiación de tamaño desde el cielo hasta la tierra y desde la tierra hasta el cielo, y se enriquece constantemente por la Última gota de los Perfectos, iniciados en los misterios superiores del amor. No tiene importancia su estancia en la tierra.

El espejo del Grial tiene propiedades de atravesar ultramaterialmente con sus rayos todos los mundos y de atraer los corazones de miles de discípulos genuinos del Cáliz, sean de la confesión que sean, estén en el espacio físico que estén…

La música del Cáliz, llena de sosiego, elevaba al mundo etéreo, y las almas quedaban embelesadas en una beatitud inexplicable.

*

Los cátaros:

“Nuestro Señor llamó el Grial la octava maravilla del mundo, una recompensa para aquellos que en el nombre de Su amor sufriría el dolor, las persecuciones en este mundo (la octava bienaventuranza del Sermón de la Montaña).

Aquel que por lo menos una vez esté ante la presencia del Grial se pondrá de acuerdo a sufrir más y más para sólo ganarse el derecho de estar en el Cáliz del gran dolor y de la alegía inexplicable. Aquí está el triunfo del Cristo exhalador de mirró. Aquí está el misterio de la transfiguración, de la transubstanciación, de la divinización, de la elevación y del regreso de los hijos e hijas prodigas a los brazos paternales.

El Santo Grial es el mayor misterio de la tierra.

Nosotros llamamos auténticos cátaros (Perfectísimos de los perfectos) a todos aquellos que son capaces de derramar su Última gota en el Cáliz de nuestro Salvador. Pero para ello, aun será necesario merecer este altísimo nivel, denominado por nosotros el Pasionalísimo pasional de los pasionales, lo mismo que el Santísimo Santo de los Santos y el Beatísimo Beato de los beatos. En otras palabras, el grado mayor de la unción terrenal.

¡Qué no os hagan perder la cabeza las alturas de los castillos cátaros! Nosotros compartimos generosamente con nuestros menores hermanos terrenales los niveles que superamos ya en nuestros dias terrenales al habernos cobijado en los castillos de los Perfectos.”

____________________________________

(1) Diez montañas.

(2) Así los cátaros de Peyrepertuse llamaban a los católicos: “los sádicos de los ojos saltones que beben la sangre de las victimas”.

(3) Moschi (>eslav. literalmente “poderíos”) – el cuerpo intacto del santo, reliquias mírricas que manifestan la victoria del Espíritu sobre la naturaleza humana. En el gólgota de Solovki (siglo XX) hubieron sido 3500 cuerpos intactos, entre los cuales los 800 exhalaron el oleo mírrico.