TEMPLE; Caballero Cátaro y Templario de la Sangre Real

Caballero Cátaro y Templario de la Sangre Real

de Cba Cab, el El Lunes, 20 de septiembre de 2010 a las 0:41

Aceptar la Pobreza, aceptar la Obediencia, aceptar la Castidad mientras no deis ejemplo de ello…. ¿de que nos conocéis para llamaros Templarios? ¿Qué sabéis de nos, para proclamar nuestro nombre como vuestro? ¿Qué custodiáis para ser custodios?

No sois custodios de nada; como mucho, sois una orden mendicante, una ONG, una secta, un sin razón, un emérito sin carrera; pero no sabéis nada, pensáis que estudiando la Regla ya tenéis título de caballeros Templarios, pero además, os identificáis con quien nos torturo como a Jesús antes de su Crucifixión, quien nos quemo y asesino, como a Jesús; os identificáis con quien peca contra el Espíritu Santo y por ello sois condenados.

Pero sin saber ni creer, os hacéis llamar Templarios; los Templarios existimos, somos soldados custodios del Santo Grial, somos custodios del conocimiento, creemos en Jesús, Maria Magdalena, Dios y su Espíritu.

Habéis optado por convertir la historia, en leyenda o mito; por miedo a desvelar la verdad, por miedo a perder el poder. Pero no estamos ante una crisis, estamos ante el final de un ciclo y comienzo de otro nuevo ciclo. La política, la religión, las estructuras sociales, el ordenamiento jurídico, la economía; todo forma parte de este fin de ciclo.

Vivís con las reglas que generáis; adoráis la mentira y rechazáis la verdad, no buscáis el conocimiento, buscáis las medallas pero no aceptais las obligaciones que ello comporta, si hicieramos una auditoria veriamos donde quedan la regla que tanto estudias.

Pero os voy a dar el consejo del siglo atended bien; la mujer es el Cáliz [no la copa de vino que adoráis], el Cáliz que da la vida, el que te cuida y te alimenta, el que atiende tus necesidades y te protege desde antes de nacer. No es la copa que os enseña el odio y la mentira. De eso debéis ser custodios, en eso debéis empezar vuestro conocimiento para aspirar a ser Templarios, custodiar, solo para empezar, custodiar el Cáliz, la mujer.

Mientras no empecéis el camino, no digáis que nos conocéis, no digáis que sois templarios, no tenéis nada que ver con nosotros los Templarios; mientras seréis una organización mendicante, una ONG, podéis llamaros BACABLA; cuando iniciéis el camino podréis empezar a entender y a conocer lo que custodiamos los Templarios, el Santo Grial, y como llegar al conocimiento de la verdad.

Return Montsegur sur la esperance CAB